jueves 24/9/20

El Colectivo Ecoloxista denuncia frecuentes robos de madera en montes de O Salnés y alerta de sus "perigos"

Explica que los últimos casos se han producido en Meis y Sanxenxo y pide que se ponga tanto "énfase" en hallar a los ladrones como en las investigaciones de incendios provocados porque resulta en un "pasto ideal para incendios"
Ramas dejadas en una finca tras realizarse una tala para robar la madera/ CEDIDA
Ramas dejadas en una finca tras realizarse una tala para robar la madera/ CEDIDA

El Colectivo Ecoloxista do Salnés denunció ayer el peligro medioambiental, además del daño económico, que provocan los frecuentes robos de madera en los montes de la comarca. Los últimos episodios se registraron en Meis y Sanxenxo y alertan de que se trata de cortas "perigosas" porque quedan parcelas "esnaquizadas, solos espidos, ramas esparexidas, árbores tronzados, madeira mal aproveitada quedando toradas de máis dun metro de altura e outras desfeitas. Pasto ideal para os incendios e tamén para a erosión do solo por chuvias". Cuando los ladrones no provocan también daños en mobiliario urbano y los viales que recorren con maquinaria pesada. De hecho, pide a las autoridades que "tomen conciencia" de la gravedad de los hechos y  ponga "énfase na investigación" de los robos, persiguiendo a los autores del mismo modo que a los de incendios provocados. 

En un comunicado firmado por su presidenta, Marta Lois, los ecologistas explican cómo operan estos ladrones de madera, eucalipto "na súa maior parte" en O Sanés y en toda Galicia: "Lévanse anos denunciando", aseguran. Detallan que escogen una masa forestal con una vía de acceso, algo apartada de las casas y de sus propietarios y luego talan los árboles más grandes con maquinaria pesada y de manera rápida, "pasando desapercibidos". Cuentan que estas cortas pueden llegar a tener permiso de la Xunta a pesar de no contar con la preceptiva autorización de los propietarios de la madera, como han denunciado afectados de Meis recientemente. Es más, afirman que incluso puede acarrearle una multa a los dueños por tener restos de poda en su propiedad sin recoger o realizar cortas no autorizadas, "rizando así o rizo desta inxustiza". 

Según el colectivo, estas prácticas provocan daños ambientales y paisajísticos que resultan "perigosos" pues dejan las parcelas destrozadas siendo "pasto ideal para os incendios e tamén para a erosión dos solos" y creen que las autoridades deben poner "énfase" en dar con los responsables. 

Asimismo desde la entidad consideran que "para manter aos ladróns fóra dos nosos montes, precisaríase romper co círculo vicioso que supón o eucalipto en Galicia". Creen que se deberían poner en orden y sacarles provecho "dun xeito sostible, vixialo e coidalo, tal e como están a poñer en práctica comunidades de montes doutras comarcas veciñas". A este respecto, indican también que para ello es necesario cambiar el modelo, cambiar de un pensamiento "curtopracista", con la plantación de árboles de rápido crecimiento cuyo único destino es Ence, y apostar por la profesionalización y una gestión ambiental con la plantación de árboles y sotobosque "adaptados ao noso clima e solo, por aproveitamentos múltiples e que a súa vez crean hábitats para a flora e fauna". Y es que, aseguran, esto se trasladaría a "unha riqueza económica para os seus propietarios máis sostible, ambiental e temporalmente falando". 

Comentarios