El Concello ejecuta una red de tres miradores con áreas de ocio y otra de bancos con vistas a la ría

Lago y Abal en el mirador de Refoxos, el más avanzado | gonzalo salgado

El Concello de Cambados ha iniciado un proyecto de puesta en valor y aprovechamiento de ocio de zonas de interés por su valor ecológico y paisajístico con la intención de crear una red de miradores con áreas de esparcimiento que, en principio, será una realidad en Couto de Arriba, Refoxos y A Barca. También tiene previsto crear otra red, pero de bancos con vistas hacia la ría con la instalación de una veintena de unidades por el litoral desde Castrelo hasta Corvillón.

El alcalde, Samuel Lago, y la concejala de Igualdade, Fátima Abal, visitaron ayer el proyecto más avanzado, en el lugar de Refoxos (Corvillón). La actuación se ha realizado con fondos propios, no superando los 5.000 euros, y ha consistido en la preparación del terreno y la plantación de varias especies de carballo galego ya crecidos para que ofrezcan sombra este mismo verano. Ahora le seguirán la colocación de unos bancos y una escultura donada por la Escola de Cantería de Poio.

Según el regidor, se trataba de un “terreo municipal totalmente abandonado” y que con “poucos cartos convírtese nunha obra moi proveitosa”, pues los trabajos también se ejecutaron con maquinaria y personal municipal. Además, el espacio dará servicio de aparcamiento al Refugio de Animales sobre todo para momentos necesarios como sus “Sácame de paseo” de los sábados con voluntarios.

Lago explicó que este mirador con zona de esparcimiento es el primero de dos más con los que buscan “poñer en valor o noso patrimonio natural. Cambados xa é moi coñecido polo seu patrimonio cultural e arqueolóxico, como Santa Mariña, Fefiñáns... Pero tamén temos espazos naturais de alto valor paisaxístico e ecolóxico e xa vai sendo hora de poñelos en valor e sacarlles un aproveitamento dende un punto de vista turístico e tamén para disfrute dos veciños”.

De hecho, hace unos días anunció la preparación del mirador de Couto de Arriba (Castrelo), donde se actuará mediante una ayuda de la Consellería de Medio Ambiente, y el siguiente será en un saliente de mar en A Barca (Castrelo), cuya adecuación se ejecutará con los fondos europeos gestionados a través de la Mancomunidade.



Material reciclado y resistente


Este proyecto de puesta en valor incluirá una red de bancos por el litoral. El Concello comprará 20 unidades que instalará en puntos estratégicos por sus vistas a la ría desde Castrelo hasta Corvillón. El alcalde explicó que serán de un material de plástico reciclado que imita la madera con lo cual, “trátase dunha opción moito máis ecolóxica, sostible e de durabilidade”, ya que, de elegir otro material, al estar tan expuestos a las condiciones meteorológicas de primera línea no durarían tanto. Su objetivo es “poñer en valor o noso litoral dende un punto de vista paisaxístico, que a xente poida sentarse mirando ao mar e goce das vistas e das postas de sol que temos, que son preciosas”. 

El Concello ejecuta una red de tres miradores con áreas de ocio y otra de bancos con vistas a la ría

Te puede interesar