miércoles 28/10/20

El Concello “incautará” los carteles de obra caducados que no se retiren

El Concello quiere retirar los carteles de obras que ya hayan cumplido su función y que, en casos, llevan tantos años que ya forman parte del paisaje urbano ofreciendo una mala imagen, sobre todo en el conjunto histórico. Así, las empresas ejecutoras de proyectos anteriores al 31 de diciembre

Paneles de una obra ejecutada en la localidad	g. s.
Paneles de una obra ejecutada en la localidad g. s.

El Concello quiere retirar los carteles de obras que ya hayan cumplido su función y que, en casos, llevan tantos años que ya forman parte del paisaje urbano ofreciendo una mala imagen, sobre todo en el conjunto histórico. Así, las empresas ejecutoras de proyectos anteriores al 31 de diciembre tienen que quitarlos o serán retirados por operarios municipales y ofrecidos a futuras adjudicatarias para que los reciclen.
El gobierno local ya ha notificado la decisión a las firmas que han superado el tiempo de exposición obligado por la normativa para anunciar una obra. Asegura que hay “numerosos carteis” de diferentes obras “xa rematadas hai anos”. De hecho, les da de plazo hasta finales de este año porque son de su propiedad, pero, en caso contrario, los retirará la propia administración.
Asimismo ha establecido medidas para futuros proyectos de obras, de tal manera que cuando la empresa de turno solicite la devolución del aval “váiselle solicitar que acredite a xustificación de terse retirado” estos elementos. Según fuentes municipales, “entendemos que as propias adxudicatarias” son “as que deberían” actuar, teniendo en cuenta también que estos paneles “poden ter un custe elevado”.

hasta 1.000 euros
Las mismas fuentes indicaron que su precio varía en función de las medidas que exija la administración financiadora de los trabajos y puede llegar a los 1.000 euros “como foi o caso dos carteis do Plan E que tiñan que ter unhas medidas de catro metros de largo por tres de alto e ser de aluminio ou aceiro galvanizado”. También nombraron las del Plan de Obras e Servizos de la Diputación para 2014, en el que se exigía uno más pequeño, de 3X2 “ou adaptado ao espazo de destino mantendo as proporcións, e de láminas de aceiro galvanizado”.
No obstante, destacaron los del Plan Concellos de este año, de la misma administración, que “establece dous tipos”, uno para la red viaria interurbana de 3X2 y otro más pequeño “cun menor impacto visual para as redes urbanas, de 1,4X0,6 metros”.
Subrayaron esto porque consideran que la estancia más tiempo del necesario afea la imagen de las localidades y en Cambados hay ejemplos en “pleno casco histórico que levan varios anos sen ser retirados, causando un gran impacto visual”.
Las empresas notificadas, es decir, las que hicieron obras antes de diciembre de 2015 y aún posean estos elementos en la calle deben retirarlos antes de que finalice este ejercicio, sino el Concello los quitará, depositará en instalaciones municipales y ofrecerá a futuras adjudicatarias “por si estiveran interesadas en reciclalos”, siempre según el gobierno.

Comentarios