lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

El Concello de Ribadumia lleva a Somos al juzgado por sus denuncias del agua

Imagen de archivo de un pleno de la Corporación municipal de Ribadumia | gonzalo salgado

El Concello de Ribadumia ha cumplido sus advertencias y ha denunciado en los juzgados de Cambados al concejal opositor de Somos por los presuntos delitos de calumnia o injurias graves e incluso por un delito contra la salud pública a raíz de sus publicaciones poniendo en duda el estado sanitario del agua potable. Fuentes del gobierno local argumentan que crearon una “situación falsa de perigo para a saúde pública que provoca grave alarma social e que pode causar danos” a los vecinos e incluso a la hostelería, porque “deixan entrever” una “falta de aptitude para o consumo e o conseguinte perigo para a saúde pública”.


El propio alcalde, David Castro, como máximo responsable del gobierno local, firma la querella contra Enrique Oubiña y su partido, derivada de la “sucesión” de publicaciones realizadas en redes y los comunicados remitidos a los medios de comunicación donde denunciaba episodios en los que el agua potable, y también de la piscina municipal, no cumplían los parámetros sanitarios exigidos. Y es que “de ser certas (que non o son) derivaríase a súa falta de aptitude para o consumo humano e conseguinte perigo para a saúde pública no Concello”, recoge la demanda.


“Grave alarma social”

Cuando se hicieron públicas, el Ayuntamiento salió rápidamente a desmentirlas, advirtiendo que, de continuar con esta actitud, acudiría a la justicia, como finalmente ha hecho. Y es que considera que las publicaciones realizadas en la página del partido opositor “deixan entrever unha situación falsa de perigo para a saúde pública que provoca grave alarma social e que pode causar danos entre a cidadanía, así como tamén para o sector turístico, a hostalaría e, implicitamente, o goberno local”. Es más, creen que los hechos hasta podrían ser susceptibles de la comisión de un delito contra la salud pública tipificado en el Código Penal, además de constitutivos de un delito de calumnia o de injurias graves hechas con 

publicidad, principal acusación de su denuncia.


Para probar la veracidad de sus acusaciones, el Ejecutivo de Castro explica que han adjuntado diversa documentación como las publicaciones de la web de Somos, sus denuncias publicadas en la prensa, el presupuesto anual de control de las aguas municipales, así como el acta de control de inspección de Sanidade del abastecimiento municipal y los informes sobre los análisis realizados al agua el 8 de julio, en las redes de abastecimiento y en el agua del grifo, así como el calendario de toma de muestras. Porque el grupo de gobierno, de Independientes por Ribadumia, defendió una vez más, que todo estaba correcto y que el agua de la que se abastece el depósito municipal procede de la estación de tratamiento (ETAP) de la Mancomunidade do Salnés. Además recordó que este mismo también abastece a los concellos de Meis y Cambados.

El Concello de Ribadumia lleva a Somos al juzgado por sus denuncias del agua

Te puede interesar