lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

El Concello de Ribadumia redujo el consumo energético en los tres últimos años a casi la mitad

Imagen de archivo de la Casa Consistorial | d. a.

El Concello de Ribadumia redujo su consumo energético en los tres últimos años a casi la mitad gracias a las últimas medidas implantadas de ahorro energético, que le han permitido bajarlo en algo más de 700.000 kWh al año, y que sumadas a una negociación de precios en los contratos, le han salvado de verse afectado por las grandes subidas del último año. De hecho, la factura hubiera sido de 540.118 euros y en cambio asciende a 220.900 euros.

Así lo reflejan las conclusiones incluidas en el informe de la situación de este gasto municipal, firmado por un ingeniero y que señala la importancia de las gestiones con las compañías suministradoras y de la renovación del alumbrado público realizada hace un par de años, pues le han permitido ahorrarse los 237.314 euros anuales que pagaría con el actual coste de la energía, o lo que es lo mismo, 26.594 euros menos al mes.

En el caso concreto del consumo, se pasó de los 1.556.997 kWh al año tasados en julio de 2019, a los 835.879 kWh registrados en el mismo mes de este año, 2022, lo que supone bajar en 721.118, casi la mitad.

El ahorro no se ha visto traducido en una gran caída de la factura económica debido a las brutales subidas del coste de la energía de los últimos tiempos. De hecho, el informe recoge datos desde 2016, cuando se pagaba 207.708 euros anuales, lo que no dista mucho del actual. Pero el experto es tajante: “Si el Ayuntamiento no hubiese tenido el ahorro en consumo y las condiciones de precios que ha venido teniendo con los últimos contratos gestionados, en vez de tener un gasto anual en los últimos meses de 220.984 euros hubiese tenido uno de unos 540.118 euros”.

El gasto deriva de la iluminación no solo de las farolas, también de las instalaciones deportivas, escolares y culturales, de otras dependencias municipales y también de los sistemas de abastecimiento y saneamiento, como son los bombeos. 

El Concello de Ribadumia redujo el consumo energético en los tres últimos años a casi la mitad

Te puede interesar