domingo 12.07.2020

Crónica | “Lista negras”, “política caciquil” y “Catalina era máis valiente”: la oposición estalla contra el gobierno de Sanxenxo

El primer pleno telemático aprobó por unanimidad la supresión de la tasa de terrazas, pero también fue bronco por dos mociones presentadas por el PP y con graves acusaciones por parte de la socialista Ainhoa Fervenza
Un momento del pleno telemático celebrado ayer por la Corporación municipal de Sanxenxo | D. A.
Un momento del pleno telemático celebrado ayer por la Corporación municipal de Sanxenxo | D. A.

La Corporación de Sanxenxo celebró ayer su primer pleno telemático. El punto central, la supresión de la tasa de terrazas como alivio por el cierre obligado de la hostelería, se aprobó con el voto de la oposición, que también pidió control sobre el cumplimiento de las medidas sanitarias exigidas, además de ayudas para otros sectores. Pero no escaseó la bronca, e incluso hubo graves acusaciones y muchas críticas.

1,7 millones para la villa

Debido a la situación excepcional, los partidos acordaron limitar la presentación de mociones y recurrir a la presentación de escritos por registro para dejar al pleno cuestiones relevantes, pero, para “sorpresa” de la oposición, en la noche del domingo, el PP les informó de la presentación de dos mociones urgentes: una petición de la FEMP al Estado sobre medidas para los concellos por la pandemia (como un fondo de 5.000 millones, de los que a Sanxenxo le corresponderían 1,7) y otra contra la derogación íntegra de la reforma laboral que para PSOE, BNG, Ciudadanos y SAL, por lo menos esta última, no responden a ese criterio.

Las portavoces de los tres primeros fueron las más duras y acusaron al PP de guiarse por el “interés político” de su partido a nivel nacional. Es más, según la nacionalista Sandra Fernández, “tráese hoxe porque se firmou con Bildu, ao que eu non veño a defender, porque senón xa o tiveran presentado hai catro meses cando o BNG puxo como acordo para investir a Sánchez a derogación da reforma”. Por su parte, desde Ciudadanos, Vanessa Rodríguez, le acusó de actuar con “arbitrariedad” porque para estas mociones “pone empeño”, pero luego “ni se ha molestado en contestar a nuestro escrito del 14 de mayo con medidas que afectan directamente a los vecinos y que no se presentó como moción porque así lo acordamos toda la Corporación”. Entre ellas estaban incluir en todos los plenos un punto permanente de información sobre la gestión de la crisis sanitaria.

Graves acusaciones

La socialista Ainhoa Fervenza estuvo ayer especialmente belicosa y tachó de “patético” y de “despropósito” centrarse en asuntos que se van a dilucidar en instancias superiores y que luego “no se hable de cómo se van a gestionar las zonas peatonales, las ludotecas de verano.... No es el momento ni las maneras de hablar de política nacional”. Además, la concejala realizó graves acusaciones. En primer lugar contra el alcalde, Telmo Martín, de ser “amigo de las listas negras”, dijo. “En el consejo de administración de Turismo de Sanxenxo recomendó al CETS que hiciera dos listas de recomendación de lugares a los que podrían ir los turistas y otra de a dónde no deberían ir”, aseguró. Algo que Martín tachó de “falsidade coma un piano e unha difamación máis das que xa nos ten acostumbrados”. Pero la socialista, visiblemente molesta, lo mantuvo: “No es una falsedad, en esa reunión había más gente”.

También expresó su preocupación por la situación de la Policía Local porque “hay un problema serio de trabajo y organización con el cuerpo” y llegó a decir que “hay policías que han incurrido en delitos... Y deberíamos saber qué está pasando”. No obstante, no entró al detalle ni el gobierno local le replicó.

Por su parte, las populares Paula Martínez y María Deza se afanaron en defender la urgencia de las mociones. De hecho, esta última, portavoz del PP, llegó a decir: “Me quedo asustada cuando dicen que no es importante hablar de la reforma laboral porque, ¿qué mas le puede interesar a los vecinos que su empleo? Empresas y trabajadores están muy preocupados por lo que va a pasar”. Pero no logró convencer a las portavoces sobre la conveniencia de debatirlo ayer mismo, ni tampoco a SAL: “Isto non é unha urxencia, pode tardar ata un ano porque non se poñen de acordo nin eles (en referencia al bipartito estatal)”, manifestó Yago Torres. Este edil y Cs se abstuvieron mientras que PSOE y BNG votaron en contra.

Martínez defendió que el escrito de la FEMP llegó el viernes y que también pide cambios legislativos que, en otras cosas, permitan a los concellos destinar su superávit a otras inversiones y no solo a amortizar deuda Según el gobierno local, esto permitiría empezar la obra del centro sociocultural de Vilalonga, que es la partida que se anula ahora para asumir la caída de ingresos por la supresión de la tasa de terrazas. Esta cuestión preocupaba en gran medida a Torres porque “é a terceira vez que se paraliza”. Sobre esta moción, el PSOE y SAL votaron a favor y BNG y Cs se abstuvieron.

Pero la gota que colmó el vaso para la oposición fue en el turno de ruegos y preguntas. Martín manifestó: “As contestarei hoxe en caso de que o vexa necesario, de que sexa de interese xeral para os veciños, senón por escrito ou no seguinte pleno”, aunque sí contestó a las que hizo el BNG, mientras que Ciudadanos, ante lo que calificó de política “caciquil”, desistió y más cuando Martín valoró la cantidad que decía tener Vanessa Roríguez: ·”Moitas non! Se non non te admito ningunha”, exclamó el alcalde.

Por su parte, Fervenza, “ante la falta de respeto absoluta a la oposición”, dijo, eligió tirar de guasa y le preguntó: “¿Sabe quién pasa a la final de Supervivientes?”. Pero la puntilla la puso, la portavoz nacionalista: “Nunca se fixo tal cousa. Era máis valiente Catalina González, que contestaba no momento”. l

Comentarios