lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

La deteriorada red de tuberías vuelve a dejar sin agua a los vecinos de O Grove

Momento de la reparación de la avería en la tubería de agua en Meloxo y la Avenida de Portugal | cedida

La maltrecha red de tuberías de O Grove ha vuelto a causar contratiempos a los vecinos de Lordelo, Rons y del entorno de Virxe das Mareas y Porto Meloxo, que se quedaron durante la mañana de ayer sin suministro de agua debido a la rotura de una canalización en la avenida Alexandre Bóveda. Los operarios municipales trabajaron desde las 10 de la mañana en la reparación de la avería y pasadas las 13 horas ya se estaba empezando a recuperar el servicio en la zona.

La rotura de ayer es la segunda que se produce en apenas diez días, cuando reventó por enésima vez un tramo de la tubería en la subida a Meloxo, en este caso a la altura del cruce con la Avenida de Portugal, desbordando a la carretera aguas fecales. Los operarios solventaron el problema en pocas horas, pero aun así, las molestias a los vecinos fueron inevitables.

La repetición de estos episodios preocupa el gobierno local, que pese a que desde hace un tiempo está llevando a cabo la renovación de varios tramos de tubería en diferentes zonas del municipio, la dimensión de la red y por consiguiente, el problema, es tan grande que quedan muchos trechos con las canalizaciones antiguas, lo que mantiene en una alerta continua al Concello.



Proyecto para Meloxo


En este sentido, la concejal de Obras, Ángeles Domínguez, está tramitando con la Diputación de Pontevedra el proyecto de renovación de la Rúa Meloxo con la que esperan poner fin a las incontables averías que se producen cada poco tiempo en la zona. La carretera es de titularidad provincial pero los servicios corresponden al ayuntamiento por lo que el cambio de la red tendrá que ser asumido por las arcas municipales a través de la financiación del Plan Concellos 2022-2023. La intención de la concejalía es que se ejecute un proyecto más ambicioso de mejora de la seguridad vial y que se lleve a cabo antes de final de año.

Esta obra pondría fin a un punto negro de la red grovense, pero el Concello se ha topado con otro revés en la Rúa Oscura, que todavía cuenta con tuberías de fibrocemento y el gobierno local ya ha apartado una partida del Plan Concellos para levantar toda la calle y sustituir la red.

Los problemas principales que causan estas roturas, indica la edil de Obras, se deben a los tapones de jabón que obstruyen la red y también las toallitas higiénicas que, aunque indiquen que son biodegradables, no se deben tirar al retrete, ya que se enroscan en las hélices de las bombas de agua y provocan averías muy costosas.



Un problema crónico


Según explica Ángeles Domínguez, en O Grove es un problema crónico y todos los días dos operarios se encargan de limpiar los atascos en el bombeo. Con todo, la gestión de este tipo de residuos conlleva un gravamen alto, lo que supone un gasto de miles de euros para el Concello.

La deteriorada red de tuberías vuelve a dejar sin agua a los vecinos de O Grove

Te puede interesar