“Enorme preocupación” en las empresas del mar por el conflicto con el cambio de la tubería litoral

Vistas de la costa de Cambados donde existen empresas del sector mar industria | gonzalo salgado

La Asociación Galega de Depuradoras y Comercializadores de Moluscos (Agade) expresó ayer su “enorme preocupación” por la discrepancias entre Costas y la Xunta por la renovación del colector litoral de saneamiento en Vilanova. En concreto, teme que desemboque en la paralización o la ralentización de unas “obras imprescindibles” para garantizar la calidad del agua que captan del mar para su actividad porque la actual red vierte ocasionalmente. En la zona hay una docena de empresas afectadas.


La entidad ha pedido ya una reunión con la Mancomunidade do Salnés para conocer de modo directo el estado de la tramitación y trasladarle esta inquietud porque es la titular de la infraestructura. No obstante, la obra se ejecuta como parte de un proyecto mayor, la ampliación y mejora de la EDAR de Tragove, y se desarrolla mediante convenio con los dos ayuntamientos directamente afectados: Vilanova y Cambados. De hecho, la tubería a cambiar conduce a la estación de tratamiento y, según la Xunta, la dirección de Costas en Madrid no solo desautoriza su renovación sino que pide su retirada.


El proyecto es necesario porque la actual red presenta deficiencias y así lo recordó ayer Agader: “Viene sufriendo pérdidas y vertidos puntuales con mucha probabilidad debidas a un deficiente estado de conservación provocado por su antigüedad que ocasionalmente empeora la calidad de las aguas del mar”. Y le importa, recuerda, porque las empresas del sector mar industria captan sus aguas del mar para poder trabajar y todas las actuaciones desarrolladas, y que agradece, para lograr el saneamiento integral de la ría son fundamentales para ellas, porque tener la mejor calidad posible del agua es “un requisito imprescindible” para su actividad y contribuye a la “seguridad sanitaria” en los procesos de depuración de mariscos que realizan, indica la asociación en un comunicado.


Entre Cambados y Vilanova hay diez firmas asociadas, entre depuradoras, cocederos y transformadoras, y afectadas por esta “situación de discrepancia” entre ambas administraciones que, temen, “podría paralizar, o en el mejor de los casos, ralentizar la ejecución de las obras” y esto les provoca una “enorme preocupación”. De hecho, abogan porque tanto el gobierno gallego como el estatal “realicen todos los esfuerzos necesarios” para alcanzar un acuerdo que permita desarrollar el proyecto.


Del mismo modo, desde Asociación de Depuradoras y Comercializadores de Moluscos señalan que ven con “satisfacción” toda las actuaciones “desarrolladas por las diferentes administraciones que forman parte del Plan de Saneamiento Integral de la ría de Arousa que desde hace años viene desarrollando la Xunta”. Y es que repercute en el tratamiento de las aguas residuales antes de su vertido al mar, donde captan el agua y es “requisitos imprescindible” para su actividad “contar con la mejor calidad posible” en el aporte, así que son acciones que suponen una “mejora muy relevante” para las empresas.

“Enorme preocupación” en las empresas del mar por el conflicto con el cambio de la tubería litoral

Te puede interesar