viernes 22/1/21

La Escola de Batukada inicia nuevo curso con 60 plazas para todas las edades y habilidades

La Escola de Batukada de Cambados volverá a abrir sus puertas en noviembre con un total de 60 plazas para todas las edades y habilidades. Las inscripciones pueden realizarse en la biblioteca municipal

El concejal Caamaño, el profesor Jorge Pérez y algunas de las alumnas presentaron el nuevo curso | gonzalo salgado
El concejal Caamaño, el profesor Jorge Pérez y algunas de las alumnas presentaron el nuevo curso | gonzalo salgado

La Escola de Batukada de Cambados volverá a abrir sus puertas en noviembre con un total de 60 plazas para todas las edades y habilidades. Las inscripciones pueden realizarse en la biblioteca municipal y el coste es de 10 euros al mes. Además, los alumnos podrán formar parte del “bloco” (grupo) Olodum do Coio que ofrece actuaciones en las fiestas cambadesas y en eventos como la Feira Franca de Pontevedra.
El concejal de Cultura, Víctor Caamaño, y el profesor, Jorge Pérez, presentaron ayer la escuela junto a algunas alumnas. Marina Alfonsín, la más veterana, lleva cinco años en este taller que nació al amparo del programa de intercambio Erasmus plus y que hace dos se convirtió en un proyecto con colaboración municipal.
La cambadesa entró para compartir tiempo de ocio y aprendizaje con su hijo. A él, el destino lo llevó por otros derroteros musicales, pero ella sigue porque “te diviertes y haces mucho ejercicio”. Adriana Amoedo es la incorporación más reciente y llega porque “les veía en la calle y me daban mucha envidia”. Victoria Blanco, por su parte, resumió el sentir de muchos alumnos: “Lo vi, me gustó y empecé”, hace ya dos años.
La más joven tiene 5 años
El profesor explicó que el curso terminará en junio y es apto para todas las edades. Actualmente la alumna más joven tiene cinco años. Además no sigue los parámetros de la enseñanza clásica, aunque “no hay que olvidar que es una disciplina artística, que tampoco quita que se pueda pasarlo bien”, añadió. Así, los alumnos se dividen en función de si son experimentados o novatos y en este caso, los dos primeros meses se destinan a enseñarles a colocar el instrumento, a coger las baquetas y aunque “es un proceso lento”, según Pérez, los resultados “vénse ao pouco tempo e isto fai que haxa unha crecente demanda porque hai moita xente que chega, non estudou música, pero leva o ritmo dentro”, declaró el concejal.
Los pupilos pueden elegir entre los instrumentos de que dispone la escuela, mantenidos y creados (en casos) gracias a uno de los más aventajados, un cambadés al que conocen com “netu” y que los tiene siempre a punto. Hay timbales, dobradas, repiques, fondos... Para crear diferentes voces y cada uno requiere unas habilidades técnicas de manejo y precisión rítmica más o menos exigentes.
Al calor del primer taller nació la Batukada Olodum do Coio que se puede ver en la Festa do Albariño, el Entroido... Pero también fuera de Cambados, que es pionero en la creación de una escuela de este tipo en toda la comarca. Y es tanta la afición que también ha sido el germen de otras dos formaciones. Entre sus filas hay banqueros, fisioterapeutas, ferreteros... Es todo un “colectivo plural” que disfruta del ritmo afro–bahiano llegado desde Brasil. l

Comentarios