Fátima Abal renuncia a la Alcadía de Cambados en favor de Samuel Lago

El traspaso del bastón de mando entre Abal y Lago se produce a año y medio de las próximas elecciones | gonzalo salgado


 Fátima Abal deja la Alcaldía de Cambados. Lo hará oficial en una comparecencia este sábado ante los medios de comunicación, pero la decisión ya ha sido comunicada a las filas socialistas y entorno más próximo. El nuevo alcalde será Samuel Lago, uno de los concejales de más peso durante los últimos años en el grupo del PSOE y en el bipartito.

Abal, no obstante, no renuncia al acta de concejala y, por tanto, seguirá como miembro de la Corporación municipal y manteniendo las competencias en las áreas políticas que venía desarrollando hasta el momento. Así se lo habría pedido el propio Lago. Y así será, al menos, hasta el final del mandato.



Por motivos de salud


Que Abal pensaba en la retirada era algo de lo que venía hablándose desde hace un tiempo. La regidora, en el escrito que ha dirigido al entorno socialista, habla de algunos asuntos de salud y de nuevos retos profesionales. Reconoce que estos años, el mandato y medio en el que ha ostentado el bastón de mando, fueron tiempos “moi difíciles”, aunque también “moi felices”.

La todavía regidora destaca las virtudes de Lago que, en su opinión, lo pueden convertir en un buen alcalde, al que augura años de éxitos políticos en el ruedo municipal.

Por lo pronto, deberá ahora afrontar el torbellino político que se avecina. Cuando Abal haga pública su decisión, deberá convocar un Pleno en el que se deberá votar al nuevo alcalde. Una votación en la que el bastón de mando dependerá, una vez más, de varios partidos, ya que no hay una mayoría absoluta clara. De hecho, el gobierno bipartito de PSOE y Somos lo es en minoría.

Aún así, la lógica ideológica y los contactos previos sugieren que Lago no tendría por qué tener grandes problemas, ya que estos dos grupos suman lo suficiente si logran también el apoyo del BNG en la investidura. El PP no suma, aún ni siquiera con el hipotético voto de Pode.

Así que, una vez más, la patata caliente recae en el tejado del Bloque, formación que no tuvo una posición fácil tras las elecciones de 2019, que decidió dar un apoyo puntual a Fátima Abal para poder hacerse con el bastón de mando, pero que prefirió apartarse luego a la oposición. Justo lo contrario de lo que había hecho en 2015, cuando sí se integró en el ejecutivo a cuatro.



Nueva investidura


Ahora, este próximo Pleno de investidura podría llegar en cuestión de una semana y también podría ser el mismo en el que tome posesión el nuevo concejal del BNG, Liso González. De modo que el tablero político cambadés tendría ya a dos nuevos primeras espadas.

Aún en el probable escenario de que el PSOE logre la transición amable que busca al frente de la Alcaldía y Samuel Lago sea investido regidor, quedará por ver qué o curre en la misma encrucijada que el bipartito no ha podido encauzar en estos dos años y medio: El asunto de los salarios. Sin acuerdo con el BNG, todo quedó al parecer del PP, que solo consintió en conceder sueldo a la alcaldesa. Ahora Abal deja el cargo, así que habrá que ver. Arranca con fuerza 2022 en la política cambadesa. 





  • "Comunicado de la alcaldesa de Cambados a las filas socialistas, sobre la decisión que hará pública el sábado"

Comunicado fatima abal


Fátima Abal renuncia a la Alcadía de Cambados en favor de Samuel Lago

Te puede interesar