lunes 16.12.2019

Fenosa inicia las obras para conectar la subestación de Nantes con Meaño

La Xunta destaca que es la “máis importante” del Plan Salnés para mejorar el servicio y su fiabilidad en la comarca
Autoridades de la Xunta y responsables de la compañía distribuidora | cedida
Autoridades de la Xunta y responsables de la compañía distribuidora | cedida

Unión Fenosa Distribución (UFD) ha iniciado los trabajos de conexión de la subestación de Nantes con Meaño; una de las actuaciones “máis importantes” del Plan Salnés puesto en marcha hace tres años para mejorar la fiabilidad del suministro eléctrico y el servicio y por el cual ha  invertido más de 12 millones de euros, según la compañía, la distribuidora eléctrica de Naturgy.

El delegado territorial de la Xunta, José Manuel Cores Tourís, y el jefe de Industria, Ignacio Rial, en Pontevedra, visitaron el inicio de los trabajos junto al director de UFD en Galicia, Julio Gonzalo, y el delegado provincial Francisco Ramos. El objetivo de ese plan es desarrollar las redes de media y baja tensión en la comarca para “incrementar a calidade” del suministro “cumprindo así co  compromiso adquirido ante a Xunta en demanda dos veciños da zona”. 

Apagones 
Cabe recordar que hace unos años que sobre todo Sanxenxo y O Grove sufrieron problemas con el suministro, sucediendo uno de los más graves en enero de 2015, en plenas fechas navideñas y que ocasionó pérdidas a algunos establecimientos hosteleros y hoteleros. Precisamente este plan se inició en 2016 para dar mayor fiabilidad en estas localidades y Meaño y esta semana empezó una de las actuaciones “máis importantes” como son las obras de “garantía de subministro que permitirán enlazar a subestación de Nantes con Meaño”. Pero también se han ejecutado otras acciones para mejorar el servicio en San Vicente do Mar y “asegurar a alimentación de respaldo” en el centro urbano grovense con la instalación de un nuevo transformador en Quinteiro y la puesta en servicio de las líneas de media tensión San Vicente-Quinteiro y San Vicente do Mar- Pedras Negras, así como la prolongación de la de Vilalonga-A Graña hasta el centro y la nueva alimentación al centro de transformación Silva- Insuíña. A mayores también se instaló un nuevo transformador en el entorno de la iglesia de Dena (Meaño).

En cuanto a Sanxenxo, se colocaron nuevos centros de transformación y se activó la línea de media tensión Arnelas- calle Vigo y las de media y baja en A Lanzada playa, las de Mourelos-Carballal y las de A Carabuxeira, siempre según la Xunta.

Las mismas fuentes destacaron otras actuaciones “relevantes” como la construcción de la subestación de Barro y la de Nantes. La primera contó con una inversión de 6,3 millones de euros y refuerza el servicio en esta villa y el polígono y la segunda contó con 3,2 millones y tiene una potencia instalada de 50 MVA para dar servicio al parque industrial sanxenxino y complementar a la subestación de Vilalonga para reforzar, entre ambas, la calidad del servicio para este villa, O Grove y Meaño.  Esta semana la UFD ya puso en marcha dos líneas y en 2020 está previsto habilitar dos nuevas salidas desde Sanxenxo, “unha de reforzo ao polígono e outra cara ao centro de transformación do cámping de Portonovo”, explicaron las fuentes autonómicas. 

 “En total, o compromiso específico de UFD co Salnés e a Xunta supuxo un investimento de máis de 12 millóns dende o 2016, unha labor que continuará no 2020 e que permitirá mellorar en conxunto o subministro eléctrico nesta área”, declaró el delegado territorial de la Xunta.

Comentarios