lunes 21/9/20

La Gala de la Ciudad del Vino llena Peña a pesar de las grandes ausencias políticas

Sin autoridades autonómicas de primer orden ni del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rías Baixas, pero con un salón José Peña lleno. Así se celebraba finalmente anoche la esperada Gala de la Ciudad

El salón Peña contó ayer con una notable afluencia de público	fotos: mercedes rolán
El salón Peña contó ayer con una notable afluencia de público fotos: mercedes rolán

Sin autoridades autonómicas de primer orden ni del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rías Baixas, pero con un salón José Peña lleno. Así se celebraba finalmente anoche la esperada Gala de la Ciudad Europea del Vino, título internacional que trajo a Cambados a delegaciones de Acevín y Recevín para un fin de semana lleno de actividades relacionadas con el enoturismo y la promoción.

En la gala, pues, las autoridades se contaban más buscando las ausencias que las presencias y las estrategias políticas o partidistas más que el apoyo institucional. No estaba el presidente de la Xunta, ni conselleiros, ni cargos ejecutivos de la DO. Tampoco la presidenta de la Diputación, que delegó en Javier Dios.

La administración autonómica estuvo representada por la directora xeral de Relacións Institucionais y la representante pontevedresa de Medio Rural, según indicaban desde el Consistorio.

En cuanto a la Corporación, presidió la alcaldesa, Fátima Abal, acompañada del concejal de Enoturismo, José Ramón Abal, con presencia del portavoz, Xurxo Charlín, y la concejala de Turismo, Milagros Martínez.

Ausencia popular
No estaba ningún edil del PP. Su portavoz, Luis Aragunde, explicaba horas antes del acto que tomaron la decisión molestos por las formas en que fueron invitados, “a última hora do venres”. “Hai quince días que diferentes clubes e asociacións foron invitados con antelación. A nós, non”, a pesar de ser “un acto que leva tres meses a prepararse”. “Decidiron invitarnos a última hora e daquela maneira só para que non podamos dicir que non se nos invitou”, pero el conservador mantuvo la decisión de no acudir, al igual que el responsable del Capítulo Serenísimo, por las “formas”. El popular aún recordó que estando ellos en el gobierno sí se invitó a la oposición a las comisiones para los actos sobre Cabanillas y Asorey. Pero Xurxo Charlín replicaba poco después que fue el PP quien “nunca invitaba á oposición a ningunha gala do Albariño”, dijo lamentando que ahora exijan un protocolo diferente. Defendió, además, que el acto de ayer era “público”, por lo que no era necesaria invitación expresa, pero que, aún así, “ao ser nun recinto e con cadeiras limitadas, por deferencia chamouse e mandáronselle mensaxes ao PP o día anterior para ofrecerlle a reserva de sillas e preguntar cantas ían necesitar”. Por ello, consideró las críticas del grupo opositor “escusas de mal pagador”.

el paseo en barco encantó
La jornada incluyó reuniones técnicas, una comida en Martín Códax, igualmente concurrida, y una ruta en barco por la Ría a bordo de un catamarán, visitando bateas, con degustación de mejillones y albariño. Esta actividad fue una de las mejor valoradas por las delegaciones extranjeras, “acostumadas a visitar adegas, pero non a esta proposta en barco”, indicaban ayer satisfechos desde el gobierno local.

La gala, que seguía al cierre de esta edición, incluyó algunos discursos de las autoridades y, sobre todo, actuaciones musicales, entre ellas el himno compuesto para la ocasión. El cartel incluía al Coro Gil Appassionati, Manso e Amigos, Estaban Batallán, Susana Seivane, Rosa Cedrón, Paco Lodeiro, Ladrón de Guevara, Abmiram, Ialma, Benoit y la Banda de Castrelo.

Comentarios