jueves 17.10.2019

Imputan robo continuado de hortalizas a los responsables de un restaurante

La Guardia Civil cree que, tan solo durante este año, pudieron sustraer productos por valor de 1.500 euros
Un agente en la parcela donde se advirtió a los asaltantes, de noche, con linternas | g. c.
Un agente en la parcela donde se advirtió a los asaltantes, de noche, con linternas | g. c.

La Guardia Civil investiga penalmente y ha identificado a la propietaria de un restaurante de Meaño y a dos de sus colaboradores habituales como supuestos autores de un hurto continuado de hortalizas en una finca próxima al local. El dueño de la parcela había denunciado previamente que desde hace varios años estaba sufriendo la desaparición de los frutos de sus cultivos y que, solo en lo que va de año, estima las pérdidas en unos 1.500 euros. 

Las sospechas recaían ya de entrada sobre la dueña del negocio hostelero, tal y como apuntaba ayer la Guardia Civil. Pero el martes de la semana pasada, el caso se precipitó, finalmente. En la madrugada de ese día, los agentes recibieron a través de 062 una alerta informando de la presencia de varias personas con linternas en la finca. Los guardia civiles se desplazaron de inmediato al punto y vieron cómo quienes trabajaban en la plantación en plena noche se daban a la fuga al advertir la presencia de la patrulla de seguridad, del Puesto Principal de Sanxenxo. 

Las sospechas de los agentes se confirmaron poco después, cuando se localizó el vehículo de la dueña del restaurante estacionado en las inmediaciones de la parcela. 

Hoz, tomates y zanahorias
Fue así como, apenas una hora más tarde, la patrulla pudo controlar la llegada de ese vehículo, conducido por la propietaria, cuando regresaba a su domicilio. En el asiento trasero del automóvil portaba entonces una hoz y, en el maletero, tenía tomates y zanahorias. 

La conductora del coche se confirmó como la dueña del restaurante. Así, tanto la mujer, de 55 años, como los dos varones que la acompañaban, de 40 y 45, colaboradores habituales en las tareas del establecimiento, fueron notificados como presuntos autores del ilícito continuado de hurto, “ya que existen indicios para determinar que estas personas pudieron haber sido las responsables, al menos, de los hurtos sufridos durante este último año”.

La investigación continúa ahora abierta para concretar el número de personas afectadas por este tipo de hurto, que hasta el momento no registraron denuncia. Por su parte, las diligencias del caso fueron entregadas en el juzgado de guardia de la localidad de Cambados.

Comentarios