jueves 02.04.2020

Las infracciones penales descienden casi un 20 % en Vilanova en un año

La junta local de seguridad afirma que la localidad es “segura” y que mejoran los datos estadísticos

La reunión de ayer entre cuerpos policiales, Concello y Subdelegación del Gobierno | gonzalo salgado
La reunión de ayer entre cuerpos policiales, Concello y Subdelegación del Gobierno | gonzalo salgado

El Concello de Vilanova acogió ayer una nueva junta local de seguridad con presencia de Policía Local, Guardia Civil, gobierno municipal y Subdelegación del Gobierno. La titular del departamento en Pontevedra, Ana Ortiz, aseguró que la localidad vilanovesa “mejora” los datos de seguridad con respecto a 2016, “lo cual era difícil porque ya eran buenos”.

Así, el dato hecho público ayer es que las infracciones penales entre enero y agosto de 2017 descendieron un 19,08 % frente al mismo periodo del año anterior.

Tanto la subdelegada como el alcalde, Gonzalo Durán, aseguraron que los datos estadísticos son “buenos”. El regidor afirmó que Vilanova “es un pueblo muy tranquilo, en el que la delincuencia prácticamente no existe y estamos muy contentos por eso”.

Mejora de la coordinación

Durante la reunión de ayer se siguió ahondando en la coordinación “más efectiva” entre los cuerpos de la Policía Local y la Guardia Civil.

Ortiz consideró, igualmente, que “los delitos y actuaciones son mucho menores”, mientas el primer edil añadió que “la gente está tranquila” y que esa seguridad se deja notar también en la afluencia turística, de corte eminentemente familiar.


Asesinato sin resolver

Vilanova tiene abierto, con todo, el caso de un asesinato todavía no resuelto: El del joven isleño Miguel Ángel Paz, que apareció muerto con dos fuertes golpes en la cabeza en A Pantrigueira en abril del año 2013. El cuerpo había sido encontrado por la mañana, cerca de su domicilio, con dos fuertes impactos en el cráneo que la autopsia sugirió de maza o martillo.

Desde entonces, son pocos los datos que han trascendido sobre la investigación. Ayer, la subdelegada del Gobierno en Pontevedra evitaba pronunciarse sobre la investigación, al indicar que está todavía “sub iúdice”, pendiente de resolución judicial, por lo que no consideró prudente hacer valoraciones públicas.

Comentarios