sábado 26/9/20

Localizan un almacén ilegal de pirotecnia en la misma nave de Moraña donde había 1.000 plantas de marihuana

El hallazgo fue en un remolque y había alrededor de 15.000 unidades de productos de diferentes categorías
Los agentes incautaron diverso material pirotécnico en la nave de Moraña | cedida guardia civil
Los agentes incautaron diverso material pirotécnico en la nave de Moraña | cedida guardia civil

Lo que empezó como una visita rutinaria a unas instalaciones en las que días antes se habían encontrado más de 1.000 plantas de marihuana acabó como un nuevo hallazgo para los agentes de la Guardia Civil. Fue en Moraña, el lunes, y justo en el mismo almacén donde se encontraron las citadas plantas. Desde la Guardia Civil señalan que fue al proceder al precintado de las distintas estancias del almacén cuando se localizó un remolque que supuestamente era utilizado para la venta ambulante. Nada más lejos de la realidad. En su interior se almacemaban algo más de 20 kilos de material pirotécnico de distintas categorías. De hecho en la operación se intervinieron más de 15.000 unidades de productos pirotécnicos que incluyen bombetas, truenos de impacto, cohetes, petardos y baterías que supuestamente estaban dedicadas a la venta ambulante.

Tras el hallazgo se llevaron a cabo las pertinentes comprobaciones por parte de la Patrulla Fiscal y Fronteras y de los efectivos de Intervención de Armas y Explosivos de la Guardia Civil de Vilagarcía. Estas desvelaron que el propietario del material no solo carecía de la preceptiva autorización administrativa para su tenencia y almacenamiento, sino que tampoco respetaba las medidas de seguridad y protección que se requieren aún estando legalizados.

Material incautado
El material pirotécnico incautado quedó depositado provisionalmente en dependencias de la Guardia Civil de pontevedra y su propietario fue denunciado como presunto autor de varias infracciones graves al Real Decreto 989/2015 y que pueden conllevar sanciones económicas que van desde los 300 a los 30.000 euros.

Desde la Guardia Civil señalan que con estas actuaciones se pretende controlar la venta no autorizada de este tipo de productos y evitar los accidentes que pudiera ocasionar un uso inadecuado de los mismos. La pirotecnica, según marca la legislación vigente, siempre debe estar en lugares autorizados para ello que cuentan con instalaciones dotadas de las idóneas condiciones de conservación, algo que no pueden garantizar los puestos de venta ambulante que tienen prohibida su comercialización al público.

La Guardia Civil realiza inspecciones periódicas a lo largo de todo el año, pero se intensifican en determinadas fechas que son más propensas a la utilización de estos artefactos.

El denunciado por la posesión de material pirotécnico es un vecino de 56 años de edad que hace tan solo unos días era detenido por la posesión de una plantación de marihuana "indoor" con un total de 1.000 ejemplares en esa misma nave.

Comentarios