martes 22.10.2019

Matías Varela se queda sin su escarabajo de oro al mejor actor sueco de 2012

Sus fans expresaron su confianza en que algún día ganará un galardón del Instituto del cine
Matías Varela no lo tenía fácil. Hace unos días confesaba estar nervioso y temer convertirse en el actor que perdió.
matías varela a su llegada a la alfombra roja guldbaggen
matías varela a su llegada a la alfombra roja guldbaggen

Matías Varela no lo tenía fácil. Hace unos días confesaba estar nervioso y temer convertirse en el actor que perdió. Finalmente la fortuna no le acompañó y ayer por la noche se quedó a las puertas de conseguir el “Guldbaggen” al mejor actor sueco de 2012. Se trata del galardón con forma de escarabajo más preciado en el mundo de la interpretación en Suecia pues lo entrega su instituto del cine.

sus fans “twittearon” su deseo de que ganara por su papel de jorge


varela presentó el premio a la mejor actriz de reparto 

La competencia era dura. Este cambadés de corazón se enfrentaba a dos gigantes del cine sueco. Intérpretes ya consagrados a los lleva viendo en el cine y la televisión toda su vida: Bengt C.W. Carlsson y Johannes Brost. Finalmente fue este último quien se hizo con el premio, para disgusto de los fans de Varela que seguían la ceremonia de entrega a través de las redes sociales. “Pensé que iba a ganar Matías Varela”, comentaba uno; mientras que otro iba más lejos asegurando: “Varela debería haber ganado pero no tiene apellido sueco”, decía vía twitter.

 

grandes rivales

El caso es que no pudo ser. El jurado no consideró que su papel como Jorge Salinas mereciera tal galardón. De hecho, los propios seguidores de la gala comentaban: “a Varela no le ha hecho mucha gracia”, en relación a su gesto cuando escuchó el nombre de Brost. No obstante, fue la reacción inicial que luego se transformó en otra de saber perder.

Sus posibilidades eran muchas porque la crítica ha tenido muy en cuenta su interpretación en “Snabba Cash II” (Dinero fácil). De hecho, da vida a Salinas desde la primera parte de la trilogía y con tal éxito que le ha reabierto las puertas al mundo del cine y la televisión con opciones incluso en Hollywood, aunque ha confesado que su gran ilusión es trabajar con un director español y si es Amenabar, mejor aunque no haría ningún asco a Almodóvar y otros.

Además, es la primera vez que nominan a este hijo de inmigrantes cambadeses –nacido en Estocolmo pero con un gran vínculo con la capital del albariño– a los premios más importantes del cine sueco, con la misma consideración que los “Goya” en España. Es decir, su carrera aún está despegando y abriéndose a nuevas posibilidades para obtener algún un día un Guldbaggen. Así lo expresaron sus propios fans y, de hecho, las oportunidades de trabajo que está explorando este actor en el mundo del cine son varias y no resultaría extraño si algún día optara a un “escarabajo” por un guión. Y es que se trata de otra de las facetas que está cultivando tras haber vendido su primer libreto. Del mismo modo, como intérprete, está a punto de iniciar nuevos proyectos, sin olvidar que el rodaje de la tercera parte de “Snabba Cash” continúa y su papel de Salinas puede llevarle a recorrer nuevamente la alfombra roja del circo de Estocolmo en la próxima edición.

Varela, además de ser candidato, ejerció un papel activo en la ceremonia de entrega leyendo el nombre de la mejor actriz de reparto, junto a otro compañero. Además, su llegada a la alfombra roja, ataviado con un traje de chaqueta oscuro y camisa blanca y sin corbata ni pajarita, fue una de las más comentadas en las redes sociales.

Comentarios