martes 07.07.2020

MEAÑO - Afirman que un grupo de “payasos diabólicos” arremetieron contra varios vehículos entre Xil y Dena

Después de la alerta por una posible quedada de “payasos  diabólicos” en Cambados para pegarse sin que finalmente se llegasen a producir incidencias, varios conductores relataron esta semana un episodio vivido en Meaño en el que un grupo de jóvenes disfrazos habrían intentado abalanzase sobre varios vehículos, en plena noche. 

Después de la alerta por una posible quedada de “payasos  diabólicos” en Cambados para pegarse sin que finalmente se llegasen a producir incidencias, varios conductores relataron esta semana un episodio vivido en Meaño en el que un grupo de jóvenes disfrazos habrían intentado abalanzase sobre varios vehículos, en plena noche. 
Al parecer, los hechos tuvieron lugar sobre las 23 horas del lunes, entre Xil y Dena. Uno de los testigos aseguraba ayer que sobre esa hora circulaba con su coche en las inmediaciones de la rotonda del vial que comunica ambas parroquias cuando le salió al paso “un rapaz con un pau, como querendo bater no coche”. “Din un volantazo para apartame”, afirma, asegurando que la maniobra no fue del todo segura al tener que volantear hacia el carril contrario y en una zona poco iluminada. Añade, además, que todavía pudo ver por el retrovisor cómo esta persona se encaraba con un vehículo que circulaba en sentido opuesto. 
Este vecino asegura que la persona con la que se encontró en el vial, en plena noche de Halloween, iba vestida con un mono o funda de trabajo y cubría el rostro con una máscara de payaso. Afirma que pudo ver otros cuatro jóvenes de unos quince años, también disfrazados, que se encontraban en el mismo punto. 
Otra de las versiones recogidas sitúa a un grupo de chavales disfrazados, poco antes de las once de la noche, abalanzándose sobre vehículos en el entorno del polígono de A Pedreira. 
Aunque algunos de los conductores aseguró que agentes de Tráfico estaban próximos en la zona y afirman haber advertido a estas patrullas, fuentes consultadas ayer en la Guardia Civil confirmaron que no había constancia de denuncia o intervención alguna por estos supuestos hechos. 
Parece ser que el suceso fue bastante comentado durante estos días entre algunos vecinos de la zona, aunque las diferentes fuentes oficiales consultadas indicaban no tener constancia del episodio. n

Comentarios