lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Medalla de Ouro | Bodega Davide, un proyecto fiel a la singularidad del albariño

El bodeguero David Acha en la bodega familiar, Davide, ubicada en Baión y con una botella del ganador | mónica ferreirós

La bodega Davide acaba de cumplir la mayoría de edad y se podría decir que es una firma relativamente joven dentro de la Denominación de Origen Rías Baixas, pero está fuertemente enraizada en la cultura y la tradición de un vino cuyo auge surgió en los tiempos donde triunfaba el tinto y que hoy lleva el nombre de Galicia a más de 70 países del mundo. Y es que su origen es el de muchos. Cuenta su fundador que en la casa familiar de Baión (Vilanova), sus abuelos cuidaban las parras con mimo y dedicación para disfrutar su fruto en las comidas, cenas... A veces vendiendo algo a granel, luego embotellado sin etiqueta, antes de surgir el sello de calidad, y la cosa hubiera quedado ahí si no llega a ser por él. “Mis padres tenían otras dedicaciones y aunque continuaron, la cosa decayó, pero yo, sin querer adquirir el compromiso después. Mi abuela le decía a mi padre antes de morir: ‘Que David mantenga las cuatro viñas que quedan”. Y así, de su profesión vinculada a la formación en el sector de la hostelería, y por tanto con algo más que ideas, se embarcó en un proyecto que también vive el éxito de muchos en la denominación pontevedresa.



De EEUU a Caicos


Los esfuerzos no han sido pocos. “Coger una casa arruinada y empezar a darle forma... Una cosa es soñarlo y otra llevarla a cabo, pero al final va saliendo y se convierte en tu vida”, relata David Acha, dando cuenta del momento en que dio este importante salto. Pero está satisfecho porque Davide llega hoy a lugares, a naciones cuyos nombres hasta desconocía antes, como las Islas Turcas y Caicos, pone como ejemplo, pero también a países de EEUU o a Perú, México, Honduras.... Y más que vendería, está seguro y no lo dice por vanidad. La producción anual de 60.000 botellas que suman su monovarietal estrella, su elaboración de albariño y godello y su godello cien por cien de crianza en barrica, se vende muy bien, pero entre sus planes no está aumentar la superficie de viñedo propio ni el número de viticultores colaboradores. “Personalmente nunca me ha obsesionado el tema de crecer. Cuando se habla de grandes bodegas parece que se le da mucha importancia a la cantidad de litros, pero yo siempre he tenido clarísimo que prima la calidad, y en cantidad se llegará hasta donde pueda seguir haciendo vino de la misma forma”, añade el bodeguero.




“Esto no son churros”


Lo mismo le pide al campo, a la naturaleza, a la vendimia, en definitiva. Hasta cierto punto, no le preocupa porque “esto es así, cada año es diferente, no es una fábrica de churros”, explica, en un año donde esperan alguna merma porque registran daños por el mildiu en alguna parcela.

Para mantener esta filosofía, en su equipo juega el enólogo Pablo Estévez, elegido tres veces consecutivas Mejor enólogo de vinos nuevos de España en los Premios Baco, y el propio bodeguero lo cuenta con orgullo, “además de ser gran persona”, añade con una sonrisa. Comparten filosofía, la de “ser lo más fielmente posible a la variedad y su tipicidad” y de “intervenir poco en los vinos, intervenir lo menos posible en la bodega, e incidir mucho en el trabajo de viñedo”, detalla. Podas, orientación, tratamientos... Un compendio de meses de atenciones que se ocultan en cada copa.

En las del albariño Davide se puede encontrar un “vino elegante en nariz y redondo en boca, rico”, cuenta su orgulloso ‘padre’ y así lo certificó el panel de cata de 24 expertos que el pasado fin de semana le concedió la Medalla de Ouro de la LXX Festa do Albariño, tras evaluar un total de 53 Rías Baixas. El vilanovés cuenta que hacía años que no se presentaban y que ganar en casa siempre trae “alegría” además de “mucha notoriedad local”. El reconocimiento se suma a otros que les enorgullecen, como dos grandes Oros de VinEspaña, un Baco de Oro y un Acio de Ouro de la Cata dos Viños de Galicia. l

Medalla de Ouro | Bodega Davide, un proyecto fiel a la singularidad del albariño

Te puede interesar