Meis remite a la Xunta el acuerdo unánime por Casa Parga, pide que se retome el protocolo y abre el proceso de compra

La sesión plenaria fue seguida por un gran número de vecinos y muchos se tuvieron que quedar en la escalera | g. salgado

El gobierno local de Meis ordenó ayer el envío de una carta al conselleiro de Sanidade en la que dar cuenta de los últimos acontecimientos precipitados esta semana para la consecución del esperado centro de salud. La alcaldesa, Marta Giráldez, confirmó que el escrito incluye el acuse de recibo de la carta recibida el martes en el Consistorio en la que la Xunta informaba de la aceptación técnica de la parcela de A Rochela. También un informe que indica que la regidora dio cuenta al Pleno del martes de dicha carta. Además, se adelanta el pronunciamiento unánime de ese Pleno, que ratificó el ofrecimiento de Casa Parga a Sanidade.


La regidora recuerda que la certificación oficial del acuerdo se enviará también al Sergas una vez se disponga del acta de la sesión. Pero, en la voluntad de adelantar los trámites todo lo que se pueda y para mantener al departamento autonómico al día de los avances, se ha optado también por el envío de este adelanto del acuerdo en formato carta.


Giráldez subrayó que la opción de este terreno obtuvo un respaldo todavía más amplio que el que en marzo logró A Rochela. Si entonces el ofrecimiento de aquel suelo contó con los votos de PP y BNG, Casa Parga suma ahora también los del grupo socialista.


Por ello, el Concello ratifica a todos los efectos ante Sanidade que “optamos por continuar co protocolo xa asinado” por este último terreno, un documento que ya se había firmado a finales de abril y que poco después Sanidade ponía en suspenso en tanto no se estudiase las características de A Rochela. Algo que se producía finalmente el lunes.


Próximo paso: La compra

Ahora, el Concello inicia las gestiones para cerrar la operación de compra de Casa Parga, con cuya propietaria existía un preacuerdo. Una vez formalizada la transacción, el terreno será puesto a disposición de Sanidade, para la firma del convenio que permita sellar definitivamente el proyecto.


“Imperou o sentido común”, valoraba ayer la regidora tras el expectante y concurrido Pleno de la noche anterior. “Foi moi positivo polo resultado, coa proposición de Casa Parga avalada por unanimidade, con maior respaldo que a outra opción”. Pero la alcaldesa también opinó que “o que pasou previamente na sesión” le provocó “un pouco de vergonza”, con críticas a ambos grupos de la oposición. Al Partido Popular le afeó el “enfrontarse ao público”, ocupar “corenta minutos dicindo cousas incoherentes” y de plantear una “situación inédita en Meis e coido que no resto de concellos: Tentar paralizar o Pleno para ver se PP e BNG se poñían de acordo”. Sobre los nacionalistas dijo sentir “algo máis de pena, porque do BNG non mo esperaba”, criticando las enmiendas propuestas pero que, en su opinión, todo lo que planteaban ya estaba hecho. Obviamente, son unas apreciaciones que chocan con los demás grupos. El portavoz de los conservadores, José Luis Pérez, acusó en Pleno a la socialista de “mentir” y “enganar” tanto a los vecinos como a la Xunta, tanto por “ocultar” la moción sobre a Rochela al gobierno gallego como por reiterar que un técnico autonómico habría dicho en septiembre que A Rochela no era un suelo válido. “Ela di que o técnico dixo que non servía. Pero iso díxoo ela”, remachó.


Xoan Manuel Vázquez subrayó durante la sesión que el problema para un apoyo abierto era que el protocolo por Casa Parga se entendía paralizado.


En cualquier caso, el acuerdo fue finalmente posible al contemplar la enmienda popular de suprimir la alusión al protocolo.


En dos alturas

Lo que también tienen claro Xunta y Concello es que el centro de salud será, finalmente, en un edificio de dos alturas. Así tendría que ser en A Rochela o en Casa Parga. En esta última —la opción propuesta— pasa por levantar el edificio en un tramo urbano de la amplia finca, con salida a la Avenida Médico Paz. De modo que la naturaleza jurídica de esa superficie, urbana, no permite en Meis una construcción con planta suficientemente grande como para albergar todos los usos del futuro ambulatorio. Así pues, ambas administraciones asumen la solución de construir el centro de salud en dos pisos.

Según respuesta parlamentaria, el centro de salud contará con seis consultas de adultos, una sala polivalente, una de toma de muestras; área pediátrica con dos consultas y área de la mujer con una consulta de matrona y sala de educación sanitaria. “Isto supón contar con espazos non existentes na infraestrutura actual como a sala polivalente ou as áreas pediátrica e da muller”, resumía el gobierno gallego.

Meis remite a la Xunta el acuerdo unánime por Casa Parga, pide que se retome el protocolo y abre el proceso de compra

Te puede interesar