viernes 06.12.2019

Nantes logra desbloquear el arreglo de la iglesia, pero busca parte de la financiación

El arreglo de la iglesia de Nantes ha superado ya el primer obstáculo. Patrimonio ha dado el visto bueno a la propuesta de mejora de la capilla, al cambio de techo, a la limpieza de la fachada y al arreglo de la torre, mientras se sigue buscando un modelo para el cortavientos que reciba la aprobación de la Xunta.

Una vista interior hacia la cubierta
Una vista interior hacia la cubierta

El arreglo de la iglesia de Nantes ha superado ya el primer obstáculo. Patrimonio ha dado el visto bueno a la propuesta de mejora de la capilla, al cambio de techo, a la limpieza de la fachada y al arreglo de la torre, mientras se sigue buscando un modelo para el cortavientos que reciba la aprobación de la Xunta.
La reparación es cuantiosa, supera los 100.000 euros, pero Patrimonio estaría dispuesto a sufragar gran parte del mismo en colaboración con la parroquia y el Concello de Sanxenxo.
“La idea es que se impliquen todos. Por una parte, Patrimonio que sería el mayor colaborador y también la parroquia y el Concello con parte de la cuota de la mejora”, apunta el párroco Samuel García.
Con tal motivo han mantenido hace unos días un encuentro para abordar la situación y ver cómo afrontar una obra muy necesaria. “Estoy muy ilusionado. No me quiero morir sin dejar esta iglesia arreglada. Soy de aquí y me duele verla así porque es mi pueblo y tengo una sensibilidad especial”, apunta el párroco. Lo que si parece irremediable es que un invierno más el cura y los feligreses de Nantes volverán a pasarlo entre palanganas y cubos. “Tendremos que aguantar un invierno más, pero por lo menos sabemos que hay una solución a la vista y realizable”, explica el párroco.
Cabe recordar que más de veinte años le ha costado a Patrimonio desbloquear la reparación de la iglesia de Nantes. El edificio que se encuentra catalogado como una obra diseñada por el arquitecto Alejandro de la Sota se encuentra en muy mal estado y urge un arreglo.
La puntilla al maltrecho inmueble se la dio el temporal del año pasado que hizo que se desplomase parte de la cubierta interior durante la catequesis. Fue, sin duda, uno de los puntos de inflexión para que la parroquia junto con el cura Samuel García insistiesen por distintas vías en la búsqueda de una solución.
Hasta ahora la propuesta de Patrimonio resultaba inasumible para una parroquia como la de Nantes, pese a la buena disposición de los feligreses. Y es que se trataba de unos trabajos millonarios.

Comentarios