domingo 21.07.2019

Nauta presenta un recurso en Costas para paralizar la incautación del aval para regenerar A Carabuxeira

Alegan que el expediente ya ha caducado y que la administración estatal no tiene competencias para ejecutarlo

Estado en el que se encuentra actualmente la playa de A Carabuxeira | da
Estado en el que se encuentra actualmente la playa de A Carabuxeira | da

Nauta presentó un recurso en Costas para tratar de paralizar la incautación del aval de 901.518 euros depositado en 2001 por Construcciones Dávila S.A. para cubrir los daños que podrían originar las obras del puerto deportivo y que ahora quiere hacer efectivo. La decisión se adoptó en el último consejo de administración al que el regidor y presidente de la entidad, Telmo Martín, acudió con el escrito de alegaciones sustentado en un informe jurídico en el que se defiende que el expediente de incautación solicitado por la propia sociedad mercantil en 2016 ya ha caducado y en el que se incide en la “falta de competencia” de la admnistración del Estado para ejecutar el aval. “La obligada a responder por dichos daños y por tanto a depositar un aval como garantía es Portos. La garantía por importe de 901.518 euros responde de las obligaciones que puedan derivarse de la concesión administrativa para la construcción y explotación de un puerto y no a la garntía para responder a posibles daños al dominio público marítimo terrestres”, indica el escrito de alegaciones.

En la misma línea señala que “no es posible que la administración estatal ejecute un aval constituido en el seno de una concesión administrativa otorgada por una administración distinta (Portos de Galicia), sobre una porción de dominio público marítimo-terrestre adscrita a la comunidad autónoma”.
En las alegaciones, Nauta también hace referencia a la comisión de trabajo propuesta por la Xunta en la que están representados Portos, Concello y Costas y de las que se celebraron tres reuniones. “Fue creada una comisión de la que es parte integrante un representante de la Dirección General de Costas y es conocedora de los trámite de las actuaciones desde el primer momento”, señalan. De hecho, el pasado mes de febrero, el Concello daba a conocer públicamente la propuesta a Costas de otra arena diferente a la de Portugal para la regeneración de la playa de A Carabuxeira, una vez que el país vecino aún no ha dado autorización para la salida del material. Tras localizar otros áridos en España le remitieron una muestra y un estudio de granulometría para que diese su autorización cuanto antes y la obra pudiese iniciarse antes de verano.

Esta “total oposición a la incautación del aval” por parte de Costas supone un cambio de criterio por parte de la sociedad mercantil respecto a la posición que defendió en 2016 durante la etapa del tripartito. En ese momento, un informe jurídico "recomendaba" la ejecución del aval por parte de la administración estatal. Así, la sociedad mercantil defendía que este “desastre ambiental” era consecuencia de un “erro de construcción” del puerto y “non se lle pode achacar esta responsabilidade á concesionaria”. En la misma línea, incidían en que “el aval se depositó para el aporte de arena, pero el proyecto contempla medidas correctoras, lo que incrementará el coste por encima de ese dinero en reserva”y, por tanto, resulta imposible jurídica y financieramente que este organismo y el Concello lo asuman”.

Comentarios