martes 22/9/20

El patrón vilanovés embarcó en medio del océano para acreditar el destino de la cocaína

La operación “Bateas” se saldó con la incautación de 1.200 kilos de droga y 12 personas detenidas, cinco en el velero
Los 1.200 kilos de cocaína interceptados en el “Nergha” llegaron ayer al puerto de Gran Canaria| EFE/ELVIRA URQUIJO
Los 1.200 kilos de cocaína interceptados en el “Nergha” llegaron ayer al puerto de Gran Canaria| EFE/ELVIRA URQUIJO

El velero “Nergha” interceptado el pasado miércoles al sur de Azores y a unas mil millas al oeste de las Canarias, cargado con 1.200 kilos de cocaína con destino a Galicia, ha atracado ayer en el puerto de las Palmas de Gran Canaria escoltado por el Buque de Acción Marítima “Rayo” de la Armada, y con los cinco detenidos en alta mar. La denominada operación “Bateas” derivó el pasado jueves en un amplio operativo en tierra, con siete registros en la provincia de Pontevedra, alguno de ellos en la zona de Arousa, en municipios como Ribadumia y Vilanova, además de Caldas, Redondela o Moaña.

El operativo ha permitido la detención de 12 personas, cinco en el barco, (tres españoles, un portugúes y una brasileña) y otros siete en los registros posteriores en Pontevedra. Entre los tripulantes del yate figuraba un histórico patrón de planeadoras del narcotráfico en Galicia, vecino de Vilanova de Arousa.

Según las investigaciones, el vilanovés no figuraba entre las cuatro personas (dos parejas, una de ellas de Ribadumia) que habían partido desde Pontevedra a bordo del velero “Nergha” en un supuesto viaje de placer por el Atlántico, sino que se cree que se sumó a ellas en el océano, en un barco procedente de una isla del Caribe desde el que se trasvasó la carga de cocaína.

Es por ello que la Policía piensa que su función en el viaje de regreso del velero a Pontevedra era actuar como “notario” del grupo colombiano que entregaba la droga, acreditar su carga en la embarcación y acompañarla hasta su desembarco en el punto de destino, Galicia.

El golpe fue efectuado por Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, Guardia Civil y Policía Nacional en Galicia, en una operación conjunta y dirigida desde el Juzgado Central 4 de la Audiencia Nacional.

Los responsables del operativo han explicado ayer en la Base Naval de Las Palmas de Gran Canaria que el velero fue abordado por un comando de asalto en la madrugada del 29 de julio, con el apoyo del buque de la Armada “Rayo”, tras una operación relativamente “rápida”, de poco más de siete meses.

La jefa regional de Aduanas en Galicia, María Ortega, ha detallado que el buen estado de la mar permitió hacer dos inspecciones exhaustivas de la embarcación: en la primera se recuperaron más de 900 kilos de droga, parte de ella a la vista, y en la segunda algo más de 200 kilos adicionales.

Comentarios