viernes 20.09.2019

Policías, CIG y CSIF cargan contra Durán por su política y declaraciones sobre los agentes

Las centrales anuncian que estudiarán un posible proceso contra el alcalde por si hubiera indicios de delito en su actuación
Los socialistas también se refirieron al mal estado del interior de las dependencias policiales | d. a.
Los socialistas también se refirieron al mal estado del interior de las dependencias policiales | d. a.

La representación sindical, de la CIG y el CSIF, de los funcionarios del Concello de Vilanova y agentes críticos en el Cuerpo de la Policía Local emitieron ayer sendos comunicados de rechazo y condena a las últimas declaraciones públicas del alcalde, Gonzalo Durán, que se refirió al “elevado absentismo laboral” de los agentes.

Las centrales sindicales hablaban ayer de “incredulidade” y de “irresponsabilidade” de la actuación del regidor, hasta el punto de anunciar que las declaraciones “e os feitos consumados” en relación a la política local sobre el Cuerpo podrían acabar en los tribunales. Consideran que se podría estar cometiendo un “delito e así se estudará polos servizos xurídicos dos sindicatos”.

Creen que el primer edil, “como máximo dirixente da Policía Local”, “debería velar pola integridade dos seus membros e non por xenerar odio e violencia contra os mesmos, feito este que se porá en mans dos avogados por si puidera considerarse delito de apoloxía”, amplían. Recuerdan los sindicatos que la agresión sufrida estos días por un policía local en activo “é a gota que colma o vaso”. Ante ello, las declaraciones de Durán y su orden de que la Policía trabaje en patrullas unipersonales las entienden “xa non como unha deixadez do goberno”, sino que “pon a calquer membro da Policía Local a merced de sufrir calquer tipo de afresión”
E insisten en que, en atención a la Lei autonómica de Coordinación de las Policías Locales, de 2007, Vilanova debería contar con un mínimo de 18 integrantes. “Este goberno mira para outro lado e quere que cun menor número de afectivos se faga o mesmo traballo”, lamentan.

Plaza de jefe
Desde el Cuerpo añadían el descontento por otro posible incumplimiento de la legalidad, en lo referente a la cobertura de la plaza de jefe de Policía, tras la jubilación del anterior. Señalan que debería haberse nombrado un nuevo inspector accidental de forma “inmediata” y convocar el concurso para la plaza definitiva en un máximo de un año, preferentemente por promoción interna. También protestan por los turnos de vacaciones asignados y las acusaciones de fingir bajas, que implicarían, además, al personal médico que las certificase. “Si tenemos más bajas que el resto de departamentos es porque somos policías y la naturaleza de nuestras funciones llevan aparejado cierto riesgo”, subrayan. “Queremos dar un servicio de calidad y el alcalde pretende desmantelar y desprestigiar el servicio policial Y no lo vamos a permitir”, concluyen con firmeza.

Comentarios