lunes 24.02.2020

El PP acusa al Concello de arriesgar la concesión de Peña por “partidismo”

El partido opositor considera que desde hace años practica una política de “victimismo” para “deixar mal” a la Xunta
El portavoz del PP, Luis Aragunde, (en el centro) en una imagen de archivo en una fiesta del espumoso en Peña | d.a.
El portavoz del PP, Luis Aragunde, (en el centro) en una imagen de archivo en una fiesta del espumoso en Peña | d.a.

El PP de Cambados acusó ayer al bipartito de poner en riesgo la concesión de Peña para alimentar la política de “victimismo”, de “enfrentarse continuamente coa Xunta”, que asegura sigue desde hace años por “interese partidista e contrariamente ao dos veciños”, manifestó su portavoz, Luis Aragunde. El Concello solicitó ayer la autorización temporal para poder seguir utilizando el salón, justo cuando expiraba el permiso especial concedido por Navidad porque la concesión había expirado a finales de 2019. 

El ente público podría iniciar un expediente de reversión de la concesión si en mes y medio no recibía contestación del bipartito. De hecho, el jueves se lo advirtió a la alcaldesa en una carta y los populares cambadeses aseguraron que les “consta” que desde Portos “sempre existiu máxima colaboración” con el gobierno local para renovar la concesión en contraposición con la actitud del Ejecutivo de Fátima Abal al que acusa de actuar con “nula colaboración”  y de seguir una estrategia –ya en los últimos años– de “intentar enganar aos veciños facendo crer que a Xunta non quere colaborar co noso municipio”, haciendo uso del “victimismo” cuando, según defienden los conservadores, “non lle interesa arranxar o problema e só quere facer política e deixar en mal lugar” al gobierno autonómico “polo seu interese partidista e contrariamente ao dos veciños”. 

“Por capricho”
Es más, considera que no acababa de remitir la autorización temporal solicitada por Portos para usar Peña, mientras se tramita lo necesario para una nueva concesión, “por capricho”. Y una vez más le acusó de ser “incapaz” de ejecutar obras heredadas por el gobierno de su partido, como la plaza de abastos, pero también de hacer “retroceder” al municipio porque puede “perder” las instalaciones de San Tomé. De hecho, recordó que se consiguió y reformó con los populares tras “moitas xestións” que lograron una inversión de más de un millón.  

Réplica del gobierno local
El concejal de Urbanismo, Xurxo Charlín, salió ayer mismo al paso de las declaraciones del principal partido de la oposición confirmando que enviaron la petición de autorización temporal para “usos complementarios” relacionados con la promoción de los sectores productivos de la localidad y, a mayores, le han indicado a Portos que le pedirán permiso expreso cada vez que estén previstos cursos, actividades políticas, religiosas, para la tercera edad y escolares, ocio infantil, ludotecas, eventos deportivos, fiestas y mercados habituales. Eventos que ya venía acogiendo y sobre cuya legalidad discrepan ambas partes: la Xunta los señala como no permitidas por la DEUP y la Lei de Portos y el Concello defiende que sí. Pero según Charlín, ese añadido no significa un cambio de opinión en el bipartito sino una muestra “más” de su “vontade política por arranxar o problema cumprindo co que nos pediu na reunión mantida e se temos que remitir máis documentación, o faremos”. 

El edil considera también que “non se houbera chegado a esta situación” si el PP hubiera invertido ese dinero en construir una infraestructura necesaria, reconoce, en terrenos que no fueran de Portos “como a Merced, porque foi nesas datas".

Comentarios