lunes 25/1/21

El PP niega respuestas a Gañemos molesto por la petición de reprobación contra uno de sus ediles

El PP de Vilanova eludió ayer dar respuesta a las preguntas plenarias de Gañemos. El alcalde, Gonzalo Durán, despachó las cuestiones de la portavoz opositora, Elena Cores, con un “lo consultaré y se le contestarán en su momento”, al contrario de las explicaciones que sí aportó al resto de grupos (PSOE y BNG).

La Corporación durante una votación en sesión plenaria	d.a.
La Corporación durante una votación en sesión plenaria d.a.

El PP de Vilanova eludió ayer dar respuesta a las preguntas plenarias de Gañemos. El alcalde, Gonzalo Durán, despachó las cuestiones de la portavoz opositora, Elena Cores, con un “lo consultaré y se le contestarán en su momento”, al contrario de las explicaciones que sí aportó al resto de grupos (PSOE y BNG).
El episodio recordó al “corte de relaciones” que en su día se había decidido desde el gobierno local contra el PSOE vilanovés por la polémica de la paralización del auditorio, pero el detonante del ostracismo de ayer fue otro: La petición de reprobación y cese desde Gañemos Vilanova contra el concejal de Tráfico, del PP, José Luis Novo Galván, de quien lamentan su “escaso o nulo nivel de compromiso” por mejorar las condiciones de seguridad de viales con altas concentraciones de accidentes, los llamados puntos negros como la carretera de A Pantrigueira y los semáforos de San Miguel.
La propuesta opositora cayó mal en las filas del PP desde el principio. De hecho, antes incluso de dar lectura a la moción, Javier Tourís pidió “cordialmente”, una y otra vez, que Cores reconsiderase la petición de reprobación y la retirase. Lo solicitó, dijo, “desde a concordia, por defender ao meu compañeiro de grupo, que creo que non ten nada que ver con ningún accidente” y, porque, recordó, son viales de titularidad de otras administraciones como de la Xunta, no del Concello.
El tono se puso tan grave por parte de los populares que llevó a Cores a declarar “no lo entiendo. Lo que traemos aquí es un tirón de orejas a un concejal, no echar a morir a nadie”. Tourís repitió su ofrecimiento por enésima vez en medio de una situación enrarecida, pero desde Gañemos decidieron seguir adelante, lo que terminó por crispar a los conservadores. El tono del “tiene todo el derecho del mundo a defender su moción” con el que Durán zanjó la cuestión preludiaba ya alguna contrapartida por el agravio, como la que, efectivamente, se tradujo después en los ruegos y preguntas.
Finalmente, ni el cese ni la reprobación salieron adelante: La mayoría del PP bastaba para tumbar tal propuesta, pero el BNG y PSOE, con su abstención, tampoco la apoyaron. Hasta la socialista María José Vales, azote del gobierno en lo referente a los semáforos de San Miguel, se puso ayer del otro lado: “Non teño palabras, este home non ten culpa dos accidentes”. Cores aún pidió en ruegos que el edil gestione más señales y mejore marcas viales.

Comentarios