jueves 19.09.2019

El PXOM supera el trámite ambiental y el gobierno lo aprobará en octubre

El Concello hará una nueva exposición pública para que los vecinos comprueben si los “erros” fueron subsanados

El alcalde de O Grove, Jose Antonio Cacabelos, en una presentación de la web de exposición pública del PXOM | cedida
El alcalde de O Grove, Jose Antonio Cacabelos, en una presentación de la web de exposición pública del PXOM | cedida

La Xunta considera que el PXOM de O Grove es ambientalmente viable y completa así la tramitación administrativa que permitirá ahora al Concello llevar el documento a pleno para su aprobación provisional. El gobierno local espera hacerlo en octubre y antes volverá a exponerlo a los vecinos para cerciorarse de haber corregido los “erros” expuestos por la ciudadanía. Además deberá tener en cuenta una serie de indicaciones como la posibilidad de recalificar una zona de suelo en Meloxo para evitar edificaciones que impidan las vistas naturales del entorno.

Así lo indica la Dirección Xeral de Calidade Ambiental e Cambio Climático en su resolución sobre la memoria de evaluación ambiental que el Ayuntamiento le remitió en febrero. Lo recordó ayer el alcalde, José Antonio Cacabelos, quien recibió la “boa nova” indicando que mantienen su “compromiso político, porque non estamos obrigados”, de volver a exponer los planos para que “os veciños constaten que se corrixiron os erros que nos foron trasladando nestes meses nos que estiveron a disposición do público”. Además, el regidor socialista declaró que “valorarán” las consideraciones realizadas por la Consellería de Medio Ambiente a incluir en el Plan Xeral, aunque esto no retrasará llevarlo a pleno, aseguró.

Consideraciones de la Xunta
Entre esas indicaciones están actualizar denominaciones, identificar los elementos correctamente en la planimetría o delimitar determinadas zonas, entre otras cuestiones. Más concretamente plantea valorar la reclasificación de una zona de núcleo rural en Meloxo, la comprendida entre ambos márgenes del camino que conecta Boibas con el sureste de Porto Meloxo y considerada en suelo urbano, por suelo rústico porque su “transformación urbanística “limitaría o campo visual para contemplar as belezas naturais da entorna”, además tiene “solo de características rústicas (vexetación, rural, cultivos, etc.)” y se produciría un crecimiento urbanístico a lo largo de vías de comunicación que “favorece a dispersión edificatoria, así como a formación de conxuntos indiferenciados de núcleos”.


Asimismo expone que se debería valorar la “conveniencia” de reconocer el “elevado valor paisaxístico” de la zona comprendida entre la costa y el núcleo rural de Reboredo, atribuyéndole una categoría de especial protección adecuada o complementaria a la actual. También expone la necesidad de añadir las zonas inundables y de flujo preferente en el tramo del río Rasorei, ya identificado como área con riesgo potencial de inundación (Arpsi), siempre según la Xunta quien “defende un urbanismo con principios, ordeado, transparente e fundamental para dar seguridade, riqueza e benestar dos cidadáns”, según sus responsables. Aportó 14.000 euros de ayuda a su redacción.

Cacabelos explicó que además de volver a exponer los planos para su revisión entre este mes y septiembre, Secretaría, Interveción y Urbanismo del Concello deben emitir sus informes sobre el documento y después podrá hacerse su aprobación provisional, que está garantizada pues el gobierno socialista cuenta ahora con mayoría. Calcula que irá al pleno de octubre y luego deberá enviarse a Urbanismo de la Xunta para la definitiva. Una vez ratificado, O Grove tendrá el primer PXOM de su historia. Actualmente se rige por las normas subsidiarias de 1996.

Comentarios