viernes 15.11.2019

RIBADUMIA- El Concello pone reparos técnicos y de urbanismo al proyecto de represa

El tripartito de Ribadumia compareció ayer junto a colectivos afectados por el proyecto de represa previsto en el Umia, en la zona de O Atranco, Cabanelas.

El tripartito y los colectivos afectados comparecieron ayer para mostrar su “no” a la obra           gonzalo salgado
El tripartito y los colectivos afectados comparecieron ayer para mostrar su “no” a la obra gonzalo salgado

El tripartito de Ribadumia compareció ayer junto a colectivos afectados por el proyecto de represa previsto en el Umia, en la zona de O Atranco, Cabanelas. El ejecutivo adelantó que defenderá los intereses de sus vecinos desde el respeto a los procedimientos legales y ha encontrado dos argumentos de peso para oponerse al proyecto que promueve Gestora Inmobiliaria la Toja SA para proteger con dicha construcción una captación de agua para el abastecimiento de A Toxa. 
El alcalde, David Castro, resumía ambos frentes: El proyecto presentado es técnicamente insuficiente y no cumple con el urbanismo en vigor en Ribadumia. Así lo ratifican los técnicos del Ayuntamiento y así ha contestado la administración local a Augas de Galicia, mostrando su negativa a conceder la necesaria licencia municipal. 

sin datos ni plan
Jesús Diéguez, técnico municipal, indicaba que el proyecto presentado muestra “muchas carencias”. No están previstos calados para la construcción de la presa, ni un informe ambiental sobre qué efectos supondrá en el río. Ni aún estudio geotécnico de cómo y dónde movilizar adecuadamente los más de 500 metros cúbicos de piedra necesarios. En el plano urbanístico, señaló por su parte el regidor, la construcción necesitaría de un Plan Especial de Protección, dado que se trata de una actuación de entidad en un espacio natural, catalogado en el Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) en vigor como área de Interés Paisajístico (SR-P2). Ese obligado plan especial, por contra, no existe. Así consta al menos a las partes ayer presentes en la comparecencia del Consistorio.

ampliación de obra
Para el concejal de Medio Ambiente, José Ramón González Lede, está claro, además, que la obra prevista no busca una mera reconstrucción del azud preexistente, ya que este muro levantaba unos cuarenta centímetros en el Umia y la actuación proyectada aspira a 1,80 metros, además de ocupar 1.400 metros cuadrados. Teme, a mayores, que la construcción pueda suponer más problemas de inundaciones aguas arriba en el Umia. 
El Colectivo Ecoloxista do Salnés, el Náutico O Muíño y la asociación de pescadores Moamar  han mostrado el firme rechazo al proyecto y han encontrado ahora respaldo en el Ayuntamiento,  que lamenta la falta de diálogo por parte de la promotora y Augas.

Comentarios