viernes 25/9/20

El humor reivindicativo de Carlos Blanco vence a la lluvia para coronar al Tinto

La lluvia esperó para descargar, paciente, al aliento final que el actor y monologuista Carlos Blanco lanzaba en la Carballeira de Barrantes durante el pregón del Tinto: “Os que mandan recortar.

El actor y monologuista clausuró con su pregón una mañana de actos en la Carballeira de Barrantes, junto a autoridades y centenares de vecinos y visitantes	gonzalo salgado
El actor y monologuista clausuró con su pregón una mañana de actos en la Carballeira de Barrantes, junto a autoridades y centenares de vecinos y visitantes gonzalo salgado

La lluvia esperó para descargar, paciente, al aliento final que el actor y monologuista Carlos Blanco lanzaba en la Carballeira de Barrantes durante el pregón del Tinto: “Os que mandan recortar, que recorten os seus soldos e paparotas e non servizos sociais que tanto custou conquistar”. Tras la enésima ovación de un público ya entregado, puso a los centenaras de personas congregadas a cantar “eu traio unha borracheira”, como broche final.
Vestido con americana color tinto, su pregón acabó en tono de arenga social, pero antes había ejecutado un continuo crescendo, sin dejar de tocar, si quiera, a la monarquía: “O pregón que o de o rei, que agora ten tempo!”. “Pobre Letizia, está delghada...  Ela é máis de augha. Mételle un tinto, Letizia! Coa túa tía republicana, que non pasa nada!”.
Hubo otro guiño a los afectados por las preferentes, con un reconocimiento a su lucha exitosa. Y alabanzas para el vino, como no podía ser de otra forma.
“Tocoume defender moitos produtos” como pregonero, declaró. “A lamprea, que mira que é fea”, espetó, “pero loubar o viño non sería difícil: É imperfecto e un pouco acedo, como os galegos. E non será de mesa, disque, pero é sen dúbida de festa”.
Recordó, igualmente, los nuevos usos que se dan al tinto Barrantes: Como pintura para cuadros en las obras de Abel Barandela, o como parte de unos nuevos postres y bollos. “Innovemos, si, pero ben”, bromeó: “Así que non digamos ‘Sanjenjo’. Se saben dicir Shakira, saben dicir Sanxenxo. Porque se nos poñemos a innovar así, en lugar de Ribadumia sería ‘Por encima del Umia’”.
Incluso recurrió a las redes sociales: “Hai un grupo en Facebook que é ‘Señoras que tomaron todos os produtos que saen en Saber Vivir e agora son inmortais’. Habería que crear outro que fora ‘Señoras que se fartan de tinto e volven para a casa cantando baixiño’”.
Carlos Blanco cerró los actos en la Carballeira de Barrantes pasadas las dos de la tarde, dando paso a una degustación gratuita de chorizos, pan y vino y, posteriormente, al banquete de confraternidad para más de 700 personas, en el pabellón de deportes.
Antes de su pregón, además, hubo tiempo para la investidura de nuevos valedores de la “Orde do Viño Tinto”, las catas finales para elegir a los mejores vinos de la añada y breves discursos.
Ante la amenaza de mal tiempo, el Concello y la organización habilitaron una carpa a cubierto para el público, con asientos para más de setenta personas que pronto se quedaron insuficientes para dar respuesta a una marea creciente de centenares de espectadores, que volvió a demostrar el poder de convocatoria de la cita. La lluvia, aunque tímida al comienzo del acto, respetó finalmente todo él y solo al término del pregón contribuyó a un más rápido desalojo de la plaza, para continuar la fiesta en la carpa de venta de vinos, en la avenida Bouza Martín.

Comentarios