lunes 01.06.2020

Ribadumia lleva a Pleno dos proyectos para ahorrar 200.000 euros anuales

El Concello de Ribadumia llevó ayer a un Pleno extraordinario dos de los proyectos de cuya gestión esperan poder obtener un ahorro anual conjunto para las arcas municipales

El alcalde, David Castro, toma asiento justo antes del inicio de una sesión plenaria | d. a.
El alcalde, David Castro, toma asiento justo antes del inicio de una sesión plenaria | d. a.

El Concello de Ribadumia llevó ayer a un Pleno extraordinario dos de los proyectos de cuya gestión esperan poder obtener un ahorro anual conjunto para las arcas municipales de alrededor de 200.000 euros. Se trata de un plan de modernización del alumbrado público para la reducción del gasto energético que aspira a una ambiciosa inversión, de 700.000 euros, así como la nueva andadura del Ayuntamiento en la recaudación directa de impuestos, que el tripartito ha decidido recuperar tras años gestionándose a través del ORAL de la Diputación, convencidos de que la tramitación a nivel local podrá hacer una labor más eficiente y barata.
Ambas decisiones se presentaron a la Corporación para continuar con su tramitación.
Sobre el hecho de asumir la recaudación de impuestos municipales, el gobierno llevó a Pleno la adhesión a un convenio con la Axencia Tributaria de Galicia (Atriga), que colaborará en la recaudación en vía ejecutiva. De este modo, aunque el grueso de la recaudación correrá a cargo del Ayuntamiento, buscará apoyo en la entidad autonómica en aquellos casos en que la vía voluntaria no baste y sea necesario iniciar una vía de apremio para efectuar los cobros con algún vecino. En el ente gallego “teñen máis infraestrutura e poden tramitar mellor este tipo de supostos”, explicaba ayer el alcalde, David Castro.

Ahorros
El regidor también indicó que el Concello inició ya el pasado 1 de marzo los primeros pasos en la gestión tributaria y reafirmó que, si bien los efectos de esta decisión probablemente “non se noten a curto prazo, a medio e longo si se verá”, subrayando que se ahorrarán unos 100.000 euros al año que antes iban al ORAL.
En cuanto al alumbrado, Castro explicó que el Concello ya ahorra actualmente 23.500 euros al año “grazas ás xestións feitas con Fenosa”, que permiten al Ayuntamiento el pago del mismo importe de luz a pesar del encarecimiento del suministro.
A ello habrá que sumar los 73.000 euros anuales que prevén ahorrar si prospera el proyecto de modernización del alumbrado público, que presentan para intentar acogerse a una subvención del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). Ayer fue a Pleno el proyecto a efectos de poder presentar documentación adicional al expediente, que el Ayuntamiento ya presentó inicialmente hace unos seis meses.
El ahorro se conseguiría gracias a la instalación de luminarias de bajo consumo en gran parte del municipio. La estimación de este abaratamiento del gasto en electricidad parte de las cifras que reveló la auditoría energética hecha en su día por el tripartito y que, tal y como recordaba ayer Castro, “revelou que o PP tiña o alumeado público, en gran parte, en situación ilegal”. El Ayuntamiento corrigió la situación con unos 66.500 euros, a través de una parte importante de la inversión del Plan Concellos 2017 de la Diputación de Pontevedra. l

Comentarios