Samuel Lago se ofrece para solucionar el problema de la tubería pero que “non nos carguen o mochuelo”

Imagen de archivo de Lago en el vial por donde pasa el tramo de red cambadesa | m.f.

El Concello de Cambados está dispuesto a ser parte en la búsqueda de soluciones a la tubería litoral de saneamiento de Vilanova, para que Costas cambie de opinión y autorice su renovación, pues se trata de un buen común, pero no a que “nos carguen o mochuelo”, declaró su alcalde, Samuel Lago. Aseguró que desconocían la problemática hasta el mismo día en que la conselleira de Infraestruturas la hizo público y de hecho, censura las formas pues “o lóxico sería que alí mesmo nos plantexara buscar unha fórmula ou enviar un requerimento para solucionalo entre todos”, añadió.

Fue el martes, en el acto de presentación de la ampliación y modernización de la EDAR de Tragove, ubicada en Cambados, pero compartida por ambos municipios. De hecho, la renovación de ese colector es parte importante para que las mejoras en la depuradora sean efectivas y para avanzar en el saneamiento integral de la ría de Arousa, acabando con vertidos en la costa.



Detalles


El alcalde vilanovés, Gonzalo Durán, no estuvo, pero sí el regidor cambadés y asegura haberse enterado en ese mismo momento: “Nin sequera sabía desta problemática; entereime alí mesmo, cando a conselleira o comunicou aos medios”. De hecho, le llama la “atención” que al día siguiente, el portavoz de los populares de Cambados, Luis Aragunde, le pidiera que haga algo, “tratando de cargarme o mochuelo dun problema descoñecido” y por “tratar de insinuar que é responsabilidad miña por ser do PSOE, cando en absoluto”, indicó. Y es que el escollo al proyecto viene de la dirección general de Costas de Madrid, aunque, según la conselleira, el servicio provincial de Pontevedra le había dado el visto bueno.

Lago no entiende porqué no se les conminó ese mismo día a hacer un frente común para un problema que en principio tiene mayormente Vilanova porque el tramo de la tubería que pasa por dominio público marítimo-terrestre está en su término municipal –de hecho, este concello presentó alegaciones–. No obstante, al final afectaría también al cambadés, que discurre por un vial, y como “falamos dun tema de interese xeral, porque o mar é de todos”, muestra “toda a miña disposición a facer o que estea na miña man”, explicó el regidor.



Segunda polémica


Esta obra ya generó polémica política en su arranque y con gran polvareda por parte de Vilanova, que incluso amenazó con dejar de aportar a la Mancomunidade. Su alcalde había dejado acordado como presidente comarcal que asumiría el coste de expropiación de los terrenos porque el colector es compartido y así aprovecharía para terminar un tramo de la Ruta Pai Sarmiento. Sin embargo, su sucesora rechazó asumir el gasto al considerar que quedaba al margen en el momento en que Augas pidió los terrenos a los ayuntamientos para poder ejecutarlas obras. Cambados lo vio lógico y aceptó y Vilanova tuvo que hacerlo también. 

Samuel Lago se ofrece para solucionar el problema de la tubería pero que “non nos carguen o mochuelo”

Te puede interesar