viernes 21.02.2020

Silgar y Montalvo cuentan con drones para reforzar el trabajo de salvamento

Pueden transportar desfibriladores también y la empresa encargada propone crear zonas cardioseguras

Autoridades y técnicos asistieron ayer a un simulacro en la playa de Montalvo | cedida
Autoridades y técnicos asistieron ayer a un simulacro en la playa de Montalvo | cedida

El salvamento en las playas de Silgar y Montalvo mejorará por segundo año consecutivo sus tiempos de reacción mediante el uso de drones que podrán trasladar un flotador e incluso un desfibrilador en cuestión de segundos. De hecho, la empresa encargada del servicio ha propuesto a las autoridades crear de cara al año próximo zonas cardioseguras, que permitirían enviar equipos de reanimación incluso a embarcaciones en un radio de dos kilómetros.

Las autoridades asistieron ayer a un simulacro con un bañista en apuros al que el dron le acerca un flotador para asistirle mientras que el socorrista llega a nado. El servicio se ofrecerá durante los dos próximos meses en Montalvo y Silgar con dos técnicos por playa para atender posibles incidencias. 

Detalles
Según el concejal de Medio Ambiente de Sanxenxo, Juan Deza, para el Concello la seguridad “es prioritaria” y por ello este año se contrató el servicio de una empresa especializada en drones, encargada de la experiencia piloto desarrollada el pasado año. El edil explicó que se han elegido estos arenales porque son de los “más concurridos” y además de portar un salvavidas, el dron puede llevar un desfibrilador e incorpora un altavoz para emitir avisos, por ejemplo, en casos de pérdida de una persona mayor o de un niño. De este modo, Sanxenxo se convierte en el primer destino del noroeste español en contar con este servicio y el segundo del Estado, después de Puerto Sagunto, en Valencia, según explicó Jorge García, el responsable de la empresa. 

El técnico también planteó a las autoridades la posibilidad de avanzar en este proyecto y crear zonas cardioseguras, con un radio de actuación de dos kilómetros, de cara a la próxima temporada estival. Esto sería crear un protocolo y fijar un punto concreto al que puedan acudir embarcaciones que naveguen por la ría en caso de emergencia sanitaria y de precisar un desfibrilador. Según García, para ello sería necesario oficializarlo, creando un servicio telefónico y dándole la publicidad necesaria para ser conocido por los posibles usuarios. 

Los políticos tomaron nota para estudiar la propuesta, aunque todos se mostraron de acuerdo en que se trata de una idea positiva sobre todo porque también ayudaría a conseguir distintivos como poseen otros arenales en cuanto a seguridad. Entre ellos estaba el presidente en funciones de la Mancomunidade do Salnés, Gonzalo Durán, quien recordó que algunos de los técnicos de drones se formaron en el plan de empleo comarcal, Emprega Salnés, y que la entidad fue pionera en ofrecer formación en esta materia hace ya dos años. También otras cuestiones novedosas.

Comentarios