viernes 10.04.2020

Un vecino de Cuntis da positivo en coronavirus mientras los sanitarios del PAC de Vilagarcía se protegen con bolsas

En O Grove hay un caso sospechoso de contagio y en el área sanitaria Pontevedra-Salnés se elevan a 136 
La plantilla del PAC de Vilagarcía se equipa con bolsas de basura | Mónica ferreirós
La plantilla del PAC de Vilagarcía se equipa con bolsas de basura | Mónica ferreirós

Un vecino de Cuntis de unos 50 años de edad ha dado positivo en coronavirus tras realizarle las pruebas de detección. Su pareja se encuentra aislada a la espera de si presenta síntomas y de hacerle las pruebas para comprobar si ella también es portadora del virus. Por el momento ambos están pasando la cuarentena en su vivienda.

Además, en O Grove también se ha dado un caso sospechoso de Covid-19, que está pendiente de los resultados que arrojen los test de diagnóstico.

Según los datos aportados por el Servizo Galego de Saúde, el área sanitaria de Pontevedra-Salnés mantiene activos un total de 136 casos, 24 más que en el día anterior. En el Hospital de O Salnés se encuentran dos personas contagiadas, mientras que en Montecelo hay 30 casos hospitalizados en planta, tres en la UCI y otros 103 enfermos están aislados en sus domicilios. 

Asimismo, este domingo se ha producido el fallecimiento de un paciente en el área sanitaria. Se trata de un hombre de 72 años con patologías previas, que estaba ingresado en el Hospital Quironsalud Miguel Domínguez de Pontevedra. 
Desde el Sergas insisten en que se debe llamar al 061 para casos graves y emergencias, mientras que para resolver dudas relacionadas con el coronavirus y síntomas leves se encuentra disponible la asistencia a través del teléfono 900 400 116.

Bajo mínimos 
En Vilagarcía preocupa la situación tras el brote de coronavirus registrado esta semana entre la plantilla del centro de salud de San Roque, en el que al menos, hay media docena de trabajadores afectados, entre servicios médicos, de enfermería y administrativos. 

Una brigada de la Brilat ha desinfectado el centro médico para evitar posibles contagios, sin embargo, los sanitarios del Punto de Atención Continuada de Vilagarcía han tenido que agudizar el ingenio para crear equipos de protección personal para intentar evitar infectarse con el virus. El personal sanitario acusa la falta de material y equipos de protección individual. Una escasez de medidas de prevención que también se están notando en otros centros de salud de la comarca, que reclaman el suministro de más mascarillas, batas desechables,  guantes y gorros.

EPI para los casos graves
Teniendo en cuenta cual es la situación de los trabajadores públicos en la lucha con el coronavirus, los sanitarios que han prestado este domingo atención médica en el servicio de urgencias de San Roque hicieron sus propias batas y mandiles desechables con bolsas de basura. Además, utilizaron gorros de piscina y gafas de buceo para cubrirse la cabeza y proteger los ojos.

El personal explica que “solo disponemos de tres EPI pero no los usamos hasta que llegue un caso grave” señalan. Mientras tanto, dicen, utilizamos las bolsas con posibles positivos con síntomas leves”.

Con esta rudimentaria equipación, los sanitarios tratan de autoprotegerse de posibles contagios y de mantener la higiene necesaria para frenar el avance del virus.

En cuanto a la atención médica, el ambulatorio de San Roque mantiene tanto las consultas como el PAC, aunque será necesario concertar las citas antes a través del teléfono.

Comentarios