miércoles 18.09.2019

Vecinos de A Illa denuncian un “caos” viario en Pedraserrada por aparcamientos indiscriminados

Los estacionamientos estrechan aún más un vial angosto, de doble sentido, por lo que los camiones y furgones quedan atascados

Uno de los transportes que tuvo que salir marcha atrás ayer | cedida
Uno de los transportes que tuvo que salir marcha atrás ayer | cedida

Vecinos de la calle Pedraserrada de A Illa de Arousa mostraron ayer su malestar por un problema viario que hace tiempo que sufren en la zona sin que nadie les dé solución. El vial es de doble sentido, pero angosto, suficiente para el paso de un vehículo de una vez en algunos puntos, si no fuera por los estacionamientos habituales en el tramo. 
Los vehículos que aparcan en este punto terminan atascando, así, el vial. Aunque algunos turismos pueden pasar con cuidado, no ocurre lo mismo con los camiones y furgones que lo intentan. Ayer mismo un camión quedó atascado a primera hora de la tarde al entrar a la zona y verse sorprendido por turismos aparcados más adentro, impidiéndole el paso. Después de varios minutos de desconcierto, el conductor tuvo que salir maniobrando marcha atrás, no sin pocas dificultades. 
Algunos residentes indican que esta escena es habitual. El “caos” viario es máximo también en horas punta como las entradas y salidas a la guardería cercana o durante los periodos de fiestas en la localidad, donde el aparcamiento es incluso más caótico. 
También es frecuente que se quede atascado el camión de la basura, así como las dificultades de los residentes para salir o entrar en coche a sus casas cuando algún transporte se queda atorado en el lugar. Sufren también constantes molestias por las bocinas de los conductores cuando se les acaba la paciencia en el atasco.
Aseguran que hace tiempo que solicitaron al Concello el pintado de líneas amarillas en los puntos más conflictivos para tratar de mejorar la situación, aunque por el momento no se ha dado respuesta. Por último, la reducción de turnos de los agentes locales estos días ha forzado a los vecinos a llamar a la Guardia Civil en algunas ocasiones. l

Comentarios