martes 10.12.2019

Una vilalonguesa solicita una orden de alejamiento de su hijo tras amenazarla de muerte con un hacha

La Guardia Civil requisó la herramienta en el vehículo del denunciado como “medida preventiva”
La Guardia Civil requisó el hacha que el denunciado llevaba en el coche
La Guardia Civil requisó el hacha que el denunciado llevaba en el coche

Una vecina de Vilalonga ha interpuesto una denuncia y ha solicitado una orden de alejamiento ante la Guardia Civil de Sanxenxo contra su hijo después de que éste la amenazase de muerte con un hacha. La mujer acudió al cuartel a última hora de la tarde del lunes tras una discusión con su hijo tras reclamarle una cuota de 300 euros de un préstamo de 15.000 euros y un maletín de herramientas de su propiedad.

El joven la amenazó, según declara la denunciante, con un hacha y un puñal de pesca submarina que lleva habitualmente en el vehículo y con los que le aseguró que “si me sigues molestando te rajo el cuello”. La mujer acudió al bar en el que se encontraba su hijo en la parroquia sanxenxina, pero previamente alertó a la Guardia Civil que se desplazó hasta el lugar. Una vez allí, la patrulla pide al denunciado que abra el maletero y hallan un hacha “de grandes dimensiones” que la Guardia Civil decide requisar como “medida preventiva”. A continuación, acudió el cuartel a interponer la denuncia por amenazas y malos tratos psiquicos.

La mala relación con su hijo, según asegura la denunciante, se remonta a siete años atrás. “Me ha levantado la mano pero nunca se atrevió a bajarla, pero si me ha dado empujones y me ha insultado, incluso he estado en tratamiento psiquiátrico por esta situación y he intentado suicidarme varias veces”, asegura.

Un crédito

El joven que vivió largas temporadas en casa con su madre ha llegado, según asegura en el denuncia con destrozarle su casa, que es de madera, con el hacha después de que esta le reclamase la mensualidad de un préstamo para la compra de un vehículo a su novia. “Lo hice para que no tuviera que pagar intereses y así me lo paga”, asegura.

Ahora se ha decidido a interponer una denuncia para acabar con “este calvario” porque ya no estoy dispuesta a aguantar más esta situación”.

Comentarios