De Vista Real a un puesto de trabajo en dron

El Pazo de Vista Real acoge desde ya el quinto centro gallego de formación de pilotos de dron “un sector en auge” y con un alto grado de inserción laboral porque  .

De Vista Real a un puesto de trabajo en dron
Vera muestra al alcalde uno de los drones junto a David Hidaldo y Iago Conde	gonzalo salgado
Vera muestra al alcalde uno de los drones junto a David Hidaldo y Iago Conde gonzalo salgado

El Pazo de Vista Real acoge desde ya el quinto centro gallego de formación de pilotos de dron “un sector en auge” y con un alto grado de inserción laboral porque “todavía hay pocos y los que hay normalmente encuentran trabajo”, explicó Blanca Vera, piloto y directora del departamento de la Escuela de Casarrubios de Toledo, quien dará soporte a la formación reglada que se impartirá en este, el Centro de Desarrollo Local de Vilanova. Para ello se ha firmado un acuerdo con la empresa Dronalia, que será la encargada de esta delegación vilanovesa. 
La empresa también ha firmado un convenio con el Ayuntamiento, que cede las instalaciones del vivero, mediante el cual habrá ventajas de financiación y precios especiales para los vecinos, que pueden ir desde los 25 euros al mes el curso. Según su gerente, Iago Conde, la iniciativa busca ofrecer una “fomación completa pensada en los diferentes sectores donde se puedan implantar drones, como el audiovisual”. Su objetivo es que el alumno salga de Vista Real con el permiso de piloto y su propia nave para entrar en el mercado laboral. De hecho, la Escuela de Pilotos Casarrubios cuenta con una bolsa de empleo que en diciembre colocó a 41 personas, por ejemplo. 
Actualmente, solo hay centros  en las grandes ciudades gallegas y “ninguna tiene unas instalaciones como estas”, añadió Conde, quien indicó que las clases comenzarán en cuanto se forme el primer grupo cuya cifra ideal sería de 10 personas. Los horarios y días de impartición se organizarán buscando las mejores opciones para los alumnos. De hecho, el alcalde, Gonzalo Durán, que compareció con ellos, se interesó por estos aspectos porque “a lo mejor aportamos algún alumno de la Policía”.
Para recibir la autorización de vuelo es preciso realizar unas pruebas supervisadas por un piloto comercial (notario del aire), así como pasar un reconocimiento médico aéreo que puede hacerse en A Coruña. 
El regidor indicó que se está cumpliendo el objetivo de convertir Vista Real en un centro de tecnología punta con propuestas de “futuro” porque considera que “en nuevas tecnologías estamos aún en el 2000”. También indicó que el proceso lo ha llevado el edil Javier Tourís. Ayer también compareció el director técnico de la escuela, David Hidalgo.