sábado 8/8/20

La Xunta creará 40 aparcamientos en la recta de Major con la obra de la PO-308

La Axencia Galega de Infraestruturas le traslada al alcalde que atenderá la demanda de hoteleros y vecinos de la zona 
El tramo de la PO-308 donde se habilitarán las plazas de aparcamiento | cedida
El tramo de la PO-308 donde se habilitarán las plazas de aparcamiento | cedida

El Concello de Sanxenxo ha conseguido que la Axencia Galega de Infraestruturas de la Xunta tenga en cuenta una demanda vecinal para el tramo de la PO-308 que está siendo reformado en Major. Esta consiste en la habilitación de una zona de aparcamiento entre la calzada y la senda peatonal, de tal manera que se crearán un total de 40 plazas de estacionamiento. 

Así lo informaron ayer fuentes municipales después de que el alcalde, Telmo Martín, contactase con el director general de la Axencia para conocer sus planes en este punto de vial y antes de que finalicen los trabajos. Y es que las obras han entrado en la recta final y, de hecho, podrían estar terminadas en primavera, aunque el plazo de ejecución previsto expira en junio y la fecha está condicionada por la “necesidad de que las compañías de servicios retiren sus instalaciones”. 

Según las mismas fuentes, el regidor recibió la confirmación de que “tal y como habíamos solicitado, es posible habilitar un aparcamiento en línea entre la calzada y la senda peatonal, en un tramo de 250 metros de la recta de Major, que tiene capacidad para unos 40 coches”. De este modo se daría respuesta a una demanda planteada por representantes de los hoteles de la zona, de la comunidad de montes y de la Plataforma pola Seguridade da PO-308 y que le trasladaron a los responsables municipales en una reciente reunión. Y es que el trazado proyectado para la senda impedía dejar espacio para estacionamientos y se trata de una zona con gran tirón turístico y, por tanto, una necesidad, sobre todo de cara al verano. Cabe recordar que allí se encuentran la playa de Major y el París Dakar. 

Cabe recordar que en los últimos años, la PO-308 a su paso por Sanxenxo está siendo sometida a un importante proceso de mejora de la seguridad vial y humanización con una inversión que supera los 10 millones de euros. Se trata de un total de 17, 3 kilómetros que vertebran el municipio por la costa y que presentaba importantes carencias como falta de aceras en muchos tramos, cruces peligrosos, etc. De hecho, los vecinos llevaban años solicitando la actuación de la Xunta, titular de la carretera. 

Fuentes del gobierno local recordaron que el tramo entre Major y Portonovo es el de mayor longitud de la fase comprendida entre A Lanzada y la villa marinera, con 5.140 metros e incluye la habilitación de tres rotondas en Bascuas, Montalvo y Canelas y dos tramos de pasarela de madera en Paxariñas y Montalvo, entre otras actuaciones. Las obras fueron adjudicadas por un montante de 3,1 millones de euros.

Comentarios