lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

El cambio que se avecina en Vilanova

En pocos meses habrá elecciones municipales en toda España y, por supuesto, en Vilanova de Arousa. Digo esto último, aunque suene a perogrullada, porque no es infrecuente que el que vuelve a concurrir a unas elecciones trate de evitar el “engorroso problema” de rendir cuentas ante quienes le votaron. Es un muy saludable ejercicio democrático explicar que se hizo con la confianza otorgada. Como se gestionaron las cuentas del Ayuntamiento nutridas por el dinero de todos y que soportan una deuda enorme, que se hizo por mejorar las redes de saneamiento que con tanta frecuencia desbordan y vierten, como se preservó el medio ambiente, cual fue el apoyo al deporte base, si se escucha y atiende a los vecinos siempre y en casos concretos como el malestar generado por las eternas obras de las aceras de Coron, como se han corregido los desequilibrios interparroquiales o se ha profundizado en ellos como el caso de un Baion que también existe o un Tremoedo gran olvidado, que nivel de calidad democrática tiene la vida municipal o que pasó con la necesaria reindustrializacion del municipio para hacerlo atractivo a la gran inversión privada.... y muchas otras cuestiones.


Mención especial para aquellos grandes proyectos que, anunciados a bombo y platillo, no llegaron a cuajar como el centro de talasoterapia (piscina), el centro comercial de San Miguel, la frustrada carretera de Baion o el más reciente de una planta de congelados que se esfumó como por arte de magia lamentablemente.


Desgraciadamente, Vilanova de Arousa (casco urbano y parroquias) se ha estancado en determinados ámbitos como enuncié antes y no ha avanzado lo suficiente en otros. El gobierno municipal va por un lado con su tradicional e inconfundible actividad propagandística y los verdaderos problemas de los vecinos quedan al margen porque, siento decirlo, no suscitan interés alguno por parte de la cúpula del equipo. Una pena.


Por todo ello y por la prolongadisima permanencia en el poder del actual alcalde (cerca de treinta años) con todo lo que de negativo tienen estas situaciones como ya mencionamos en otras oportunidades, se hace necesario el cambio a través de una nueva mayoría. Esa que creo que saldrá de las urnas del 28 de mayo, si es voluntad de los vecinos. Ese día se decide entre abrir una nueva etapa después de tres décadas o continuar con más de lo mismo. Los comicios más importantes de la historia democrática de Vilanova, sin duda alguna.Y se pone en juego democrático el sillón de la alcaldía y de dieciséis concejales que no son “propiedad” de nadie. Este año habrá, ademas, una nueva formación política.


La renovación de la corporación municipal permitirá pasar página de una etapa que arrancó el siglo pasado para encarar un nuevo tiempo, protagonizado por los vecinos. Sin más rancia propaganda y con proyectos que vertebren el termino municipal, la costa y el interior, lo urbano y el medio rural. Desde esa nueva distribución que alumbren las urnas se deberá establecer un modelo de municipio, planificado estratégicamente y desde el consenso social. Así dejar atrás esa forma de hacer las cosas al tun tun o a golpe de testosterona para dibujar el futuro de las próximas décadas participando todos y, también, esa juventud que reclama un hueco en la toma de decisiones y que, en su mayoría no había nacido cuando el actual alcalde llegó al cargo...


En definitiva, estamos en la recta final de una etapa que tuvo sus aciertos, que es de justicia reconocer, pero también errores de bulto, en diversos ámbitos, que han emborronado estos últimos años. En la mano de los vecinos está la decisión soberana para promover ese cambio que, por tantas cosas, se antoja indispensable.

El cambio que se avecina en Vilanova

Te puede interesar