martes 21.01.2020

Las borrascas dejan paso a la estabilidad tras causar seis muertos

El temporal Fabien remite después de causar numerosos cortes de luz y caídas de árboles por el fuerte viento
1. La espuma del mar cubre las aceras de Baiona. 2. El caudal del Pisuerga a su paso por la ciudad de Valladolid. 3. Vista del temporal en la costa de San Telmo,  Mallorca. 4. Uno de los árboles derribados ayer en el pinar de la playa de Cabanas | (efe)
1. La espuma del mar cubre las aceras de Baiona. 2. El caudal del Pisuerga a su paso por la ciudad de Valladolid. 3. Vista del temporal en la costa de San Telmo, Mallorca. 4. Uno de los árboles derribados ayer en el pinar de la playa de Cabanas | (efe)

El azote de las tres grandes borrascas que han atravesado la Península desde el lunes remitirá en el inicio de la semana para dar paso a una situación de estabilidad atmosférica y tras haber causado seis muertos, graves estragos materiales, cortes en el transporte y miles de intervenciones de emergencias.

Después del paso de Daniel y Elsa, la profunda borrasca atlántica Fabien fue alejándose rápidamente de la península ayer pero a su paso dejó como sus predecesoras, miles de incidencias, rachas de viento huracanadas cercanas a los 180 kilómetros por hora y olas de 20 metros.

Un pescador muerto
El suceso más grave provocado por su avance sucedió en Cataluña, donde un golpe de mar debido al temporal se llevó ayer a un pescador de la zona de Punta de Garbí, en el municipio gerundense de Sant Feliu de Guíxols, cuyo cadáver  rescatado posteriormente tras sacar del agua a otras cuatro personas que se habían lanzado en su ayuda.

Esta última víctima se trata del sexto fallecido por el temporal tras los de Santiago de Compostela, Puenxo, Asturias, Vegas del Condado, León, Madrid y Huéscar, Granada, ya que los servicios de emergencia no vincularon al temporal la muerte este viernes de un vecino de Punta Umbría, Huelva, que estaba practicando windsurf.

En Galicia, una de las comunidades más afectadas por Fabien, el paso de la borrasca ha dejado un total de 1.430 incidencias desde la medianoche del sábado hasta la mañana del domingo, relacionadas principalmente con la caída de árboles y desperfectos en carreteras provocados por daños en cables de luz y teléfono y postes y el derrumbamiento de varios muros.

Uno de los incidentes más aparatosos registrados en esa comunidad ocurrió la noche del sábado, cuando un tren que cubría la línea entre Vigo y Barcelona chocó con un árbol caído en las vías en Ribadavia, Ourense, sin heridos. 

En lo que va de fin de semana los servicios de emergencia registraron un total de 1.837 incidencias. Estos días estuvieron  marcados por el temporal de viento, con rachas de hasta 140 kilómetros por hora en el territorio de la Comunidad gallega.

Por provincias, A Coruña fue la más afectada con 717 incidentes, Pontevedra sumó un total de 432, Lugo 420 y Ourense 265. La mayor parte de ellos se debieron a la caída de árboles en la red viaria (993), acciones de prevención de riesgo (330), cables de luz y teléfono en las carreteras (133) y derrumbamientos  de muros o laderas (72). 

Además, unos 29.500 hogares gallegos, sobre todo en la provincia de Ourense, continúan con problemas en el suministro eléctrico a causa de las incidencias derivadas del temporal ‘Fabien’, que afecta desde el sábado a la comunidad, y que se suman a las del ‘Elsa’ los días pasados.

Según informó a Europa Press fuentes de Naturgy, la los cortes en el suministro eléctrico afectan en la tarde del domingo a unos 29.500 clientes, una cifra significativamente inferior a los 60.000 que no tenían luz a media mañana. Durante la noche de ayer, los efectos del temporal llegaron a dejar a 78.000 hogares sin luz. 

Sin embargo, Galicia recupera  la normalidad poco a poco  y a partir de hoy entrará un frente cálido través del litoral atlántico, que provocará el aumento de las temperaturas y traerá lluvias, por lo que el tiempo en Nochebuena y Navidad dará un respiro.

Comentarios