martes 07.07.2020

Crece la presión social para que los políticos asuman una mayor ambición en la cumbre del clima

Las reuniones al más alto nivel, en las que se debatirá sobre la reducción del CO2, darán comienzo hoy

Greta Thunberg asiste a una rueda de prensa en la cumbre del clima | R. RUBIO (EFE)
Greta Thunberg asiste a una rueda de prensa en la cumbre del clima | R. RUBIO (EFE)

cumbre del clima2

La presión sobre la COP25 aumento ayer con las exigencias de grupos juveniles y ecologistas en vísperas del inicio del tramo de alto nivel de la cumbre del clima y la llegada a Madrid de los ministros de Medio Ambiente, a quienes reclaman más compromiso y ambición para frenar la emergencia climática.

La Conferencia recuperó el ritmo tras el parón de ayer, y lo hizo con los coletazos de una manifestación multitudinaria en las calles de Madrid y con el clamor en la sede de la COP25 a favor de una acción más contundente y urgente de los colectivos más vulnerables: los niños y los jóvenes.

Pasar de las palabras a la acción; esa es la reclamación unánime que los jóvenes volvieron a hacer ayer a los países que intervienen en la Conferencia de las Partes.

Activistas de varias partes del mundo, entre ellos la sueca Greta Thunberg, participaron en una multitudinaria rueda de prensa en la que incidieron en que los compromisos adquiridos por los países no son suficientes para alcanzar las directrices del Acuerdo de París

Los datos que el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) puso ayer sobre la mesa son contundentes: el 90% de la morbilidad achacable al cambio climático corresponde a niños y, en concreto, a menores de 5 años.

Más de 500 millones de niños viven en zonas con un riesgo extremadamente alto de sufrir inundaciones, debido a los fenómenos meteorológicos extremos, y los desastres relacionados con el clima aumentan además el riesgo de que las niñas abandonen la escuela y se vean expuestas a matrimonios forzados, a la trata o a la explotación sexual.

Inicio del tramo ministerial

Unicef organizó esta jornada un acto en la sede de la cumbre en el que han intervenido la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, y ministros de cinco países (Fiji, Perú, Costa Rica, Nigeria y España).

Ante el inicio del tramo de “alto nivel” o ministerial, los principales escollos se centran en la regulación de los mercados de carbono, en cómo garantizar el apoyo suficiente a los países pobres o en cómo garantizar, en 2020, contribuciones más ambiciosas por parte de cada país.

La titular de Medio Ambiente de Chile y presidenta de la COP25, Carolina Schmidt, destacó los esfuerzos que hicieron las delegaciones oficiales para avanzar en el artículo 6 del Acuerdo de París, el que regula los mercados de carbono, y confió en que los ministros consigan desatascarlo definitivamente durante los próximos días.

Schmidt, en una rueda de prensa para hacer balance de la cumbre cuando esta ha traspasado el ecuador, subrayó el creciente número de actores que se están movilizando contra el cambio climático. Además, destacó la importancia de que esta COP marque “un cambio de rumbo” para que se impliquen todos los gobiernos, también los regionales y locales, en el combate contra esta emergencia.

Por su parte, algunas de las principales organizaciones ecologistas del mundo, entre ellas WWF o Greenpeace, reclamaron un mayor liderazgo político en las negociaciones de la cumbre del clima que comienzan hoy.

Comentarios