sábado 06.06.2020

Denuncian que el caso Arandina “perpetúa la cultura de la violación”

Más de cuarenta organizaciones feministas lamentan el “terrible mensaje” que se vuelve a dar a las mujeres

Los exjugadores de la Arandina Club de Fútbol acusados, Carlos Cuadrado, Victor Rodríguez y Raúl Calvo | santi otero
Los exjugadores de la Arandina Club de Fútbol acusados, Carlos Cuadrado, Victor Rodríguez y Raúl Calvo | santi otero

Más de cuarenta organizaciones de mujeres denunciaron ayer que el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León perpetúa la cultura de la violación y “lanza un mensaje terrible” a las mujeres porque se cuestiona la credibilidad de la víctima de violencia sexual.

Este tribunal absolvió a uno de los exjugadores de la Arandina Club de fútbol condenado a 38 años de cárcel por agresión sexual a una menor. Asimismo, rebajó la pena a los otros dos encausados, también sentenciados antes a 38 años, dejándola en cuatro años en un caso y tres años de prisión en el otro.

El magistrado calificó los hechos como un delito de abuso sexual, en lugar de agresión, y apreció como circunstancias atenuantes la cercanía de edad y la proximidad en el grado de madurez con la víctima.

Ante la sentencia de este tribunal, más de cuarenta organizaciones de mujeres se unieron para denunciar el giro interpretativo de este caso, dado que en mitad de la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus “la repercusión de esta sorprendente decisión ha sido mínima”, lamentan las feministas.

Entre las organizaciones firmantes figuran la Federación de Mujeres Progresistas, la Asociación de Mujeres Juristas Themis y la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres.

“Es necesario hacer entender la trascendencia de un fallo de esta envergadura que únicamente viene a demostrar que continúa perpetuándose la cultura de la violación en nuestro país”, lamentan desde las organizaciones feministas.

Las mismas critican que vuelva a ponerse en duda la credibilidad de la víctima de agresiones sexuales y que el fallo no tenga en cuenta que el código penal elevó la edad del consentimiento sexual de los 13 a los 16 años ni la jurisprudencia del Tribunal Supremo en la materia.

“Volvemos a experimentar un retroceso claro en los derechos de las mujeres y nuevamente en materia de violencia sexual, lo que nos lleva a preguntarnos cómo decirles a las mujeres que confíen en el sistema judicial”, aseveran desde las organizaciones de mujeres.

“El mensaje que lanza esta sentencia es terrible, de nuevo se desplaza el foco de la culpabilidad a la víctima y los agresores salen prácticamente indemnes”, finalizan desde las asociaciones.. l

Comentarios