domingo 08.12.2019

Dos muertos tras arder un edificio de once plantas en Barcelona

Las víctimas son una pareja de 74 y 65 años, además de un perro que residía con ellos en la vivienda.

Dos muertos tras arder un edificio de once plantas en Barcelona

Las víctimas del incendio de la vivienda de la avenida Xile de Barcelona son un hombre y una mujer de 74 y 65 años, respectivamente, que vivían en el piso 4º-4ª del edificio de once plantas donde ayer por la mañana se produjo el siniestro.

Sobre las 07.30 horas un vecino avisó a los bomberos de que había un incendio en el número 42 de la cita calle. En la extinción trabajaron once dotaciones de Bomberos de Barcelona y tres de Bomberos de la Generalitat.
El jefe de día de Bomberos de Barcelona, Antonio Cabeza, explicó que cuando los efectivos accedieron al piso, la vivienda ardía casi en su totalidad y se encontraron a las dos víctimas y, aunque a una de ellas se le intentó reanimar, finalmente murió. Los efectivos también hallaron sin vida a un perro que, al parecer, vivía con la pareja.

De momento, se desconocen las causas del incendio y la policía científica ha iniciado una investigación, por lo que habrá que esperar para saber si el humo fue la causa del fallecimiento.


Los bomberos desalojaron parte del edificio y confinaron a otras personas en sus pisos, al tiempo que ventilaron la vivienda afectada y comprobaron que el resto de domicilios no estuvieran afectados. Tras asegurarse de que el siniestro no provocó daños estructurales en el edificio, los vecinos pudieron volver de manera escalonada a sus viviendas.


Al parecer, los vecinos oyeron más tarde algunas explosiones, aunque Cabeza dijo que es una situación normal cuando se quema un piso, porque es posible que exploten las ventanas y algunos objetos, y puso como ejemplo un bote de laca.


El presidente de la Generalitat, Quim Torra, se desplazó al lugar de los hechos, donde habló con los vecinos y con los servicios de emergencia
El jefe de día de Bomberos aseguró que el fuego generó una gran humareda, muy visible desde la calle, y no descartó que el humo pudiese causar las muertes.


Al dispositivo de emergencia, en el que participaron once vehículos de Bombers de Barcelona y 3 de la Generalitat, se unió el apoyo de la Guardia Urbana y SEM.


El resto de pisos y la escalera no han quedado perjudicados por la dirección que tomó el fuego, por lo que sus ocupantes pudieron volver a sus domicilios a las pocas horas de producirse el suceso, indicaron los servicios de emergencia.

Comentarios