martes 22.10.2019

El festival “Cidade Imaxinaria” reúne en el monte Gaiás a cientos de familias

El conselleiro de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria, Xesús Vázquez Abad, participó ayer en el festival “Cidade imaxinaria”, que se celebró en la Cidade da Cultura, de Santiago.

                          el conselleiro de cultua participa en una de las actividades de la “cidade imaxinaria”
el conselleiro de cultua participa en una de las actividades de la “cidade imaxinaria”

El conselleiro de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria, Xesús Vázquez Abad, participó ayer en el festival “Cidade imaxinaria”, que se celebró en la Cidade da Cultura, de Santiago.

En la jornada intervinieron cien artistas de veinte compañías, que pusieron en escena diecinueve espectáculos destinados a grandes y pequeños.

Vázquez Abad fue recibido por personajes subidos a velocíclopes, probó suerte en el High Striker y se acercó al fotomatón, para llevarse un recuerdo de este día festivo, en el que también asistió, entre otros actos, a la actividad de humor sobre trapecio denominada “O bo vén en frascos pequenos”.

ruta especial

Además de otras actuaciones y talleres de magia, cocina así como maquillaje, el programa incluyó una ruta especial de autobús urbano, para facilitar el acceso a la Cidade da Cultura durante la jornada.

Vázquez Abad destacó la masiva participación en esta tercera edición del festival Ciudad Imaginaria, además de subrayar la gran calidad y diversidad de las actividades que se ofertaban.

Cabezudos con ruedas, ojos que vuelan, marionetas de carne y hueso, magos que no saben hacer magia, titiriteiros, zancudos, payasos, malabaristas… Cidade Imaxinaria contó hasta las 20.30 horas con un amplio programa lleno de espectáculos, juegos y talleres para toda la familia.

Niños y no tan niños se adentraron en un mundo de fantasía con los Velocíclopes y con los bailes de un particular Moulin Rouge. También resolvieron los juegos de ingenio que proponía Colors de Monstre y el Garabato de Xogos.También pudieron competir en el High Striker y en Ordeña la vaca.

Aprendizaje y divertimento fueron de la mano en A Cociniña sabrosa, en el Pke Spa, el Balloon Comunication, en el Chapeau Magique o en el espacio de Maquillaje y fantasía. Y la magia fue la protagonista indiscutible en el Teatriño Mágico, en el Teatrino di Piedi y en el espectáculo cómico Sin Sin Calcetín.

Y un año más, teatro y cine estuvieron presentes en la plaza exterior a través del carromato de la Señorita Lupierre, Contos para escagarriñarse, Sie7e o la sala de cine más pequeña del mundo: Puck Cine.

Además, para poder pasar el día en familia en loaltode O Gaiás, la Cantina ofreció a la hora de la comida varios menús, además del puesto de bocadillos, perritos calientes, hamburguesas y bebidas que se pudieron encontrar en la Barra de la Cantina.

Comentarios