sábado 04.04.2020

Una joven de 18 años mata a su bebé en Alicante y lo arroja a un contenedor en bolsas de basura

La joven de 18 años detenida como presunta autora de la muerte de su bebé recién nacido, que fue encontrado  en un contenedor en Alcoy (Alicante), continúa hospitalizada en esa ciudad bajo vigilancia policial, según informaron e fuentes de la Comisaría Provincial de Alicante.

Una joven de 18 años mata a su bebé en Alicante y lo arroja a un contenedor en bolsas de basura

La joven de 18 años detenida como presunta autora de la muerte de su bebé recién nacido, que fue encontrado  en un contenedor en Alcoy (Alicante), continúa hospitalizada en esa ciudad bajo vigilancia policial, según informaron e fuentes de la Comisaría Provincial de Alicante.

El cuerpo sin vida del recién nacido fue hallado en un contenedor de basuras “dentro de dos bolsas” y, al parecer, presenta “heridas” causadas con “un objeto inciso-cortante”, señalaron fuentes próximas al caso.

El contenedor donde fue encontrado el bebé está situado en la calle Perú, a unos ochenta metros de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Alcoy y en las inmediaciones del domicilio de la joven, ubicado en la calle Francesc Perera.

El hallazgo del cadáver se produjo después de que la muchacha, nacida en Cali (Colombia) pero nacionalizada española, acudiera, poco antes de las 22.15 horas del miércoles, al Hospital comarcal Virgen de los Lirios de Alcoy con síntomas de haber dado a luz instantes antes, según fuentes policiales.

Cuando los sanitarios que la atendieron le preguntaron por su bebé, la joven no facilitó ninguna información sobre su paradero, por lo que el centro hospitalario avisó a la sala 091, relataron estas mismas fuentes.

Tras ser informada, la Policía localizó el cuerpo sin vida del bebé dentro de un contenedor y más tarde detuvo a la joven.

Al parecer, la muchacha parió en una casa y luego habría arrojado a su bebé al contenedor antes de personarse en el Hospital de Alcoy para ser atendida.

Por otro lado, el padre del bebé con síndrome de Down presuntamente abandonado en Tailandia fue condenado en 22 ocasiones por delitos relacionados con abuso a menores, muestran varios documentos de la justicia australiana filtrados ayer por la prensa local.

El australiano, de 56 años y que responde a las siglas de D.J.F., fue sentenciado en 1997 a tres años de prisión por molestar a dos niñas, de siete y diez años, a principio de la década de los 80 del siglo pasado. n

Comentarios