domingo 17.11.2019
DAVID BOWIE

Las metamorfosis de David Bowie preceden a Boulez en la Philharmonie de París

 La obra y las metamorfosis del icónico británico David Bowie, estrella entre las estrellas del pop, rey de la música disco y electrónica, conforman a partir de hoy la primera exposición de las nuevas salas de la Philharmonie, enclave musical parisino que en unos días homenajeará al compositor Pierre Boulez.

Vista de la exposición "David Bowie is" dedicada a la obra y las metamorfosis del cantante y compositor británico de 68 años, que ha abierto hoy sus puertas en la recién inaugurada "Philharmonie 1" de París, construida por Jean Nouvel en el Parq
Vista de la exposición "David Bowie is" dedicada a la obra y las metamorfosis del cantante y compositor británico de 68 años, que ha abierto hoy sus puertas en la recién inaugurada "Philharmonie 1" de París, construida por Jean Nouvel en el Parq

 La obra y las metamorfosis del icónico británico David Bowie, estrella entre las estrellas del pop, rey de la música disco y electrónica, conforman a partir de hoy la primera exposición de las nuevas salas de la Philharmonie, enclave musical parisino que en unos días homenajeará al compositor Pierre Boulez.

Esta segunda muestra, dedicada en su 90 cumpleaños al también mítico director de orquesta francés, principal promotor de la institución, comenzará el próximo día 17 de marzo en la antigua Cité de la Musique, construida hace dos décadas en el Parque de la Villette y rebautizada ahora como "Philharmonie 2".

La exhibición "David Bowie is" se inscribe en la temporada inaugural del edificio construido por Jean Nouvel alrededor de la nueva y mayor sala sinfónica de París, donde grandes orquestas, directores y músicos internacionales disfrutan con el público de su acústica perfecta desde el pasado 14 de enero.

"Nos pareció el gran evento que podía marcar la apertura de los nuevos espacios de exposición", dijo a Efe su responsable, Isabelle Lainé, al comentar la evocación del cantante de 68 años, que ocupa un millar de metros cuadrados en la planta baja del inmenso edificio de Nouvel, la "Philharmonie 1".

De gira internacional desde marzo de 2013, como si fuese un concierto de rock, aunque la duración de cada etapa dura varios meses en lugar de una o dos veladas, la exposición podrá verse y escucharse en París hasta el próximo 31 de mayo.

Su periplo comenzó en el museo londinense "Victoria & Alberto", retomado luego en Toronto, Sao Paulo (Brasil), Berlín y Chicago (EEUU) y concluirá en Melbourne y Groninga (Holanda) después de París, donde se espera sea visitada por más de 200.000 personas.

"Como estamos en la Philharmonie, hemos puesto la música verdaderamente en el centro del recorrido, más aún que en Londres, donde se resaltaba ante todo el arte, la moda y el diseño", comentó la escenógrafa francesa del evento, Clémence Farrell, al resumir el "toque francés" que diferencia esta exhibición de las demás.

Aquí hay "muchas grandes proyecciones y se ha desarrollado más el lado surrealista y poético de la instalación original", en un retorno al origen del proyecto, añadió.

Al igual que en la capital londinense, París propone 300 objetos de culto, fotos, carteles, dibujos, atuendos, proyecciones, manuscritos, documentos, extractos musicales, recuerdos y elementos de inspiración relacionados con el autor de "Lodger" (1979) y "Scary Monsters" (1980).

Fueron seleccionados entre los más de 70.000 elementos conservados metódicamente desde los años 60 por el artista, reflejo de cinco décadas de creación iniciadas en la adolescencia tocando el saxofón en el grupo "The Kon-Rads".

El gran ausente de la fiesta, a cuya entrada comenzaron a formarse colas desde su inauguración anoche, es el propio cantante y compositor, retirado de la vida pública desde hace años hasta el punto de que los comisarios británicos no hablaron nunca con él, ni saben siquiera si visitó su exposición.

Se cree que el inventor del extravagante, andrógino y futurista personaje Ziggy Stardust, especie de extraterrestre bisexual rockero inspirado en el teatro japonés Kabuki que le dio fama mundial al inicio de los setenta, supervisa la exhibición a distancia, mediante su documentalista personal.

Como anoche en la inauguración parisina, en Londres corrió el rumor de que un día de 2013 las cámaras le captaron disfrazado contemplando el montaje donde el mundo descubre la pasión por el arte, la moda, el teatro, la música, la tecnología y la ciencia ficción del también actor de cine y protagonista de celebérrimos vídeos musicales como "Let's Dance" (1983).

De momento, cerca de 900.000 personas han acudido a su cita musical con este camaleónico artista que ha vendido 140 millones de discos y cuya popularidad mundial refleja uno de los objetivos primordiales de la Philharmonie, acercar todos los géneros musicales a todos los públicos.

Comentarios