miércoles 5/8/20

Un operario muere y once resultan heridos al derrumbarse los forjados de la obra del hotel Ritz en Madrid

 

Una persona murió ayer y otras once resultaron heridas, dos de ellas graves, al derrumbarse cinco forjados en las obras de rehabilitación del hotel Ritz, confirmaron fuentes municipales y de la Comunidad de Madrid.

 

Miembros de los servicios de emergencias trasladan a uno de los heridos | víctor lerena (efe)
Miembros de los servicios de emergencias trasladan a uno de los heridos | víctor lerena (efe)

Una persona murió ayer y otras once resultaron heridas, dos de ellas graves, al derrumbarse cinco forjados en las obras de rehabilitación del hotel Ritz, confirmaron fuentes municipales y de la Comunidad de Madrid.
La persona fallecida es un obrero de 42 años, cuyo cuerpo tuvo que ser recuperado por los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, ya que había quedado atrapado entre los escombros y los hierros del accidente laboral.
Así lo confirmó a las 19.20 horas la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, que junto a otros concejales y miembros del Gobierno local visitaron el siniestro. Según el balance final, explicó, el accidente dejó otras once víctimas. De ellos, dos están graves. Se trata de un varón de 41 años, que fue trasladado al hospital Gregorio Marañón, y un hombre de 31, que fue derivado al hospital 12 de Octubre.
Los cuatro heridos menos graves o moderados son un hombre de 20 años, evacuado al hospital Clínico, un hombre de 40 años trasladado al Gregorio Marañón y dos hombre, de 51 y 62 años, que fueron dirigidos en ambulancia al hospital de la Princesa. Además, otros cinco trabajadores han sido dados de alta en el lugar, según los detalles de Emergencias.
Maestre explicó que para este derrumbe de grandes dimensiones se puso en marcha el procedimiento de incidentes complejos con diferentes cuerpos de emergencia coordinado con un mando único. Así, quiso felicitar y agradecer ese trabajo a los cuerpos de seguridad del Ayuntamiento y también de la Comunidad de Madrid.
Por su parte, el jefe de la Policía Municipal de Madrid, Andrés Serrano, indicó que ellos llevarán la investigación de lo ocurrido, ya que tienen la competencia en accidentes laborales, y que remitirán los datos al Juzgado, por lo que al tratarse de un caso “judicializado” no pueden aportar datos sobre las causas del siniestro a la prensa. Además, ha querido agradecer la labor de la Policía Nacional en el suceso.
Por otra parte, vecinos y empleados de distintas oficinas de la plaza de la Lealtad creyeron que era un “terremoto” el origen del temblor que provocó la caída del forjado y del andamiaje.
Tras la primera intervención de los servicios de emergencias, en la que atendieron a los heridos, residentes y empleados en la zona fueron saliendo a cuentagotas los distintos empleados que trabajan en las oficinas, que no fueron desalojados.
Entre ellos se encontraba Sandrín, una mujer que describió a los medios de comunicación que el temblor que oyeron a principio de la tarde, “parecido a un pequeño terremoto”, y sobre todo la “cantidad de polvo” que les llegó por las ventanas. Lo mismo opinaron dos vecinos de la plaza.  
Eugenio Amores, jefe de bomberos del Ayuntamiento de Madrid, explicó que los gritos de las personas atrapadas entre los escombros les permitieron localizar el área en la que tenían que buscar. Según el jefe de los bomberos es “demasiado pronto” para conocer las causas de este derrumbe.
El concejal de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, explicó que la intervención fue “enormemente rápida”.
Por su parte, el presidente de la Comunidad, Ángel Garrido, mostró ayer su “preocupación” por el derrumbe y puso a disposición del ayuntamiento “todos los medios que puedan necesitar para las labores de rescate”. l

Comentarios