martes 19/1/21
ACUEDUCTO SEGOVIA

Un proyecto salvará al Acueducto de Segovia de humedades y palomas

  Un proyecto que se iniciará en breve por el ayuntamiento de Segovia pondrá a salvo de humedades y palomas al Acueducto, un monumento declarado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, con una inversión en torno a los 30.000 euros.

Vista general del acueducto romano, construido en tiempo del emperador Trajano y que con 728 metros de longitud, es el mayor monumento romano que existe en España. EFE/Archivo
Vista general del acueducto romano, construido en tiempo del emperador Trajano y que con 728 metros de longitud, es el mayor monumento romano que existe en España. EFE/Archivo

  Un proyecto que se iniciará en breve por el ayuntamiento de Segovia pondrá a salvo de humedades y palomas al Acueducto, un monumento declarado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, con una inversión en torno a los 30.000 euros.

Según ha señalado hoy a Efe la concejala de Patrimonio, Claudia de Santos, la actuación se centra en retirar parte de un canal de plomo, que se colocó con motivo de las obras de restauración llevadas a cabo entre 1992 y 1999, lo que provoca filtraciones.

Este canal, colocado sobre el natural de piedra de granito, que tenía como objeto devolver la función para la que fue construido por los romanos, el transporte del agua, está ahora muy dañado y provoca acumulación de agua de lluvia y filtraciones.

La retirada del canal de plomo afectará en torno a unos 650 metros que se corresponden con los arcos de una sola fila, entre el segundo desarenador y la plaza de Día Sanz, parte restaurados por los Reyes Católicos, después de su destrucción en la conquista de la ciudad por los musulmanes, en el siglo XI.

De Santos ha señalado que el problema en estos arcos es que sus pilares no son macizos sino que están rellenos de piedras y otro material en el interior, que se va deshaciendo con la humedad y pueden llegar a quedarse huecos.

En estos trabajos de conservación y mantenimiento, también se retirará el canal de plomo en el último arco junto al Postigo del Consuelo, afectado también por la humedad.

Salvadas las zonas de máxima necesidad, si el presupuesto lo permite, el consistorio segoviano continuará retirando el canal de plomo en la parte visible del monumento, en torno a los 728 metros, principalmente con los arcos dispuestos en dos pisos.

La concejala ha subrayado que no existen problemas de desprendimientos, sino filtraciones que pueden ser perjudiciales a la larga, así como los que se derivan del anidamiento de palomas en las juntas de los sillares, teniendo en cuenta que no están sujetos con argamasa.

Tras insistir en que la operación es sencilla, ya que se trata de retirar el canal de plomo y sellar las grietas, De Santos ha insistido en la necesidad de impedir que aniden las palomas en la zona de la plaza de Día Sanz, frente al antiguo convento de San Francisco, sede de la Academia de Artillería.

Se trata de una actuación menor, aunque no menos importante, a juicio de la representante municipal, para evitar que las palomas aniden en huecos entre las piedras a base de fijar con resina pequeños ovillos de sedal, lo que puede ser perfectamente reversible.

La financiación de las obras, por 30.000 euros, correrá a cargo de Bankia, cuyo director territorial, David González, ha firmado un convenio de colaboración con el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes.

La última restauración completa, llevada a cabo por la Junta de Castilla y León, afectó a los cerca de 25.000 sillares del monumento, con un presupuesto entonces de 932,3 millones de pesetas -unas 40.000 pesetas por sillar-.

Hace 15 años, el arquitecto director del proyecto de restauración, Francisco Jurado, aconsejó vigilar cada seis meses el canal de plomo que quedó colocado entonces, con el fin de devolver la función hidráulica a la obra romana.

Comentarios