viernes 06.12.2019

El BNG suspende de militancia a los tres ediles de Catoira por su acuerdo con el PP

Ana Pontón ve importante ser coherente con los “valores cos que nos presentamos ás eleccións”

Castaño, Paz y López serán expedientados por la dirección del BNG por llegar al gobierno de Catoira de la mano de los tres ediles del PP | gonzalo salgado
Castaño, Paz y López serán expedientados por la dirección del BNG por llegar al gobierno de Catoira de la mano de los tres ediles del PP | gonzalo salgado

La dirección gallega del BNG ha tomado la decisión de suspender cautelarmente de militancia a los tres concejales de Catoira, tras llegar a la Alcaldía de la mano del PP y abrir las puertas a un gobierno conjunto. La encargada de anunciarlo fue la portavoz nacional, Ana Pontón, que fue bastante crítica con la situación en el municipio vikingo.

“Non vamos avalar a situación deste Concello nin ningún acordo tácito ou explícito co Partido Popular”, aseguró Pontón, que defendió que “é importante responder desde os principios e a coherencia aos valores cos que nos presentamos ás eleccións e que forman parte do noso ideario”.

La dirección de la formación nacionalista también anuncia la apertura de un expediente sancionador contra Xoán Castaño, María Paz y Gonzalo López. Pontón defiende que el caso de Catoira es diferente al de Mondariz, donde asegura que los nacionalistas presentaron candidatura porque es “habitual” pero no contaban con el voto del PP. En cualquier caso, la portavoz nacional incidió en que en dicho municipio no hubo, “nin vai haber”, ningún tipo de acuerdo “coa dereita” y el BNG podrá llevar a cabo sus políticas.

Sin embargo, en Catoira, los conservadores encabezados por Iván Caamaño ya anunciaron que solicitarán un reparto de las áreas del gobierno y el nacionalista Xoán Castaño, tras ser elegido alcalde con los votos del PP, abrió las puertas a dicha coalición. Ambas formaciones se unieron con el objetivo común de desbancar a la lista más votada, la encabezada por el socialista Alberto García, que llevaba treinta años como alcalde de Catoira.

Con la “cabeza erguida”
Xoán Castaño todavía no tenía noticia ayer del expediente abierto contra él y sus compañeros en la formación a la que pertenece desde hace años y de la que llegó a ser responsable comarcal. Sin embargo, confía en que la decisión sea revocable y que “teñamos oportunidade” de alegar y explicar sus argumentos.

“Espero que a organización acabe comprendendo que a decisión é política e que seguimos o mandato da asamblea”, aseguró Castaño. Consideran los nacionalistas vikingos que no incumplieron las directrices dadas por la dirección de Ana Pontón antes de la investidura. En caso de que su expulsión acabe materializándose, Castaño asegura que “camiñarei coa cabeza erguida e con dignidade por Catoira”.

Comentarios