jueves 29/10/20

La Xunta ordena reparar el “dano causado” en la Carballeira y amenaza con más multas

Las obras ejecutadas en la Carballeira en el año 2011 pueden salirle caras al Concello de Caldas de Reis.  Además de los 700.000 euros que costó el proyecto (175.000 de las arcas municipales

El último carballo que se desplomó todavía no fue retirado de la zona emilio moldes

Las obras ejecutadas en la Carballeira en el año 2011 pueden salirle caras al Concello de Caldas de Reis.  Además de los 700.000 euros que costó el proyecto (175.000 de las arcas municipales y 525.000 del Ministerio de Fomento), el Ayuntamiento tendrá que afrontar una multa de 6.010 euros por ejecutar los trabajos sin autorización del Servizo de Conservación da Natureza. Y no solo eso, sino que la Consellería de Medio Ambiente le obliga a “reparar o dano causado”, reponiendo la Carballeira “ao seu estado previo á comisión da infracción”. Para ello, el Concello debe presentar un proyecto de restauración ante el servicio provincial de Conservación da Natureza. En caso de incumplir esta orden, la Xunta le impondrá nuevas multas coercitivas por importe de 1.200 euros cada dos meses.
El servicio técnico-jurídico de la Consellería de Medio Ambiente dictó a comienzos del mes de octubre una nueva resolución en la que ratifica la multa de 6.010 euros, por una infracción administrativa grave. El expediente sancionador se inició a raíz de una denuncia de Anova Umia, que considera que las obras realizadas en la Carballeira supusieron una “agresión” a este entorno natural, incluido en el Catálogo de Árbores Senlleiras de Galicia. En los últimos meses cuatro       árboles se han desplomado en distintas zonas del robledal, un hecho que Anova vincula directamente con el proyecto de remodelación acometido.
 
alcorques y viales
Igualmente, la Consellería hace hincapié en los perjuicios de las obras, que “supoñen unha afectación negativa para as árbores e o seu conxunto”, recoge un informe técnico del Servizo de Conservación da Natureza. Este mismo despartamento explica que los alcorques que rodean algunos troncos y que se rellenaron con piedras “limitan a respiración das raíces” y contribuyen a la compactación y calentamiento del suelo. Lo mismo ocurre con las pavimentaciones ejecutadas, ya que los viales se construyeron, en algunos casos, “moi próximos ás árbores”.
A posteriori, el subdirector xeral de Espazos Naturais e Biodiversidade, emitió otro informe en el que alude también al “impacto paisaxístico” causado por bordes, muros y rampas “de escasa naturalidade”. Así, la Consellería concluye que está “plenamente acreditado”  que las obras promovidas por el Concello causaron “un deterioro” y “non resultarían autorizables”.

Comentarios