miércoles 12/8/20

Rey presenta el proyecto termal al comercio como la válvula dinamizadora de la economía local

El alcalde de Caldas de Reis y candidato a la reelección por el Partido Socialista, Juan Manuel rey, explicó ayer a los comerciantes de la localidad los pormenores de su programa de gobierno para dinamizar la economía local y que pasan, entre otras medidas, por potenciar el proyecto termal.

Las obras de las pozas termales de A Tafona avanzan a buen ritmo	Gonzalo Salgado
Las obras de las pozas termales de A Tafona avanzan a buen ritmo Gonzalo Salgado

El alcalde de Caldas de Reis y candidato a la reelección por el Partido Socialista, Juan Manuel rey, explicó ayer a los comerciantes de la localidad los pormenores de su programa de gobierno para dinamizar la economía local y que pasan, entre otras medidas, por potenciar el proyecto termal.
Rey considera que las pozas termales permitirán diversificar la economía local, puesto que permitirá sentar las bases para la creación de un nuevo polo de atracción social y turística.
Durante el transcurso del encuentro con los pequeños empresarios caldenses expresó que “a futura apertura das pozas xunto co Camiño de Santiago son dous puntos importantes sobre os qeu Caldas de Reis debe construir un atractivo turístico, que xunto cos recursos naturais dos que dispón conforman unha interesante oferta para visitar nas fins de semana e en vacacións”.
El Concello realizó hace unos meses un estudio económico-financiero de las pozas de A Tafona que concluye que “para acadar unha xestión viable das instalacións é preciso conseguir en torno a 35.000 visitas anuais”, lo que representaría un 35 % de su capacidad operativa total, ya que las cinco piscinas proyectadas podrían acoger a 342 personas al día y a 106.704 al año. El alcalde, Juan Manuel Rey, cree que los 35.000 usuarios al año serán “fácilmente alcanzables”, por lo que insiste en que “el proyecto cumple sobradamente los criterios de viabilidad” incluso aunque las obras se ejecuten por fases. La empresa que elaboró el estudio, Quadernas, recomienda que “o complexo termal só se abra ao público unha vez estea completamente rematado e acondicionado” ya que una apertura parcial “frustraría boa parte das expectativas que se puidesen ter xerado e repercutiría negativamente na imaxe do complexo, dificultando as posibilidades de éxito”.
Las pozas podrán albergar a 57 personas simultáneamente y las instalaciones necesitarán una plantilla de cinco trabajadores. Sus sueldos supondrán un desembolso de 127.372 euros en el primer ejercicio, a lo que hay que sumar otros 31.700 para suministros, publicidad y mantenimiento. La entrada a las piscinas tendrá un precio de 4,5 euros , si bien se contemplan bonificaciones para los vecinos de Caldas y a colectivos como parados, jubilados o discapacitados. Además, se proponen otras fórmulas de ingreso, como el alquiler de albornoces, chanclas y toallas.
En cuanto a la forma de explotación, el gobierno local todavía no tiene claro si será pública o privada (en este caso la concesionaria pagaría uno canon de unos 15.000 euros al año, aunque sólo a partir de unos determinados ingresos). El estudio analiza las dos alternativas y “dos seis escenarios que se plantexan, cinco son viables”, recalca el alcalde. El único que no daría rentabilidad, sino casi 60.000 euros en pérdidas en cinco años, sería la gestión directa por parte del Ayuntamiento con una afluencia menor o igual al 30 % de la capacidad de las pozas.
Juan Manuel Rey defiende que las pozas se financien con dinero público incluso si la gestión se adjudica a una empresa privada porque “este es un proyecto singular, no solo en Caldas sino en toda la provincia en la que no hay nada parecido. Será un complemento de la oferta turística”, continúa, y además “nos parece una excelente oportunidad de negocio, ya que la explotación de los recursos termales será beneficiosa para la población local, para su salud y su economía”. n

Comentarios