viernes 10.07.2020

El coronavirus se lleva por delante la sesenta edición de la Romaría Vikinga de Catoira

El Concello cancela su evento más importante al carecer de medios para garantizar la seguridad sanitaria
La Romaría Vikinga de Catoira se realiza cada primer fin de semana de agosto | d.a.
La Romaría Vikinga de Catoira se realiza cada primer fin de semana de agosto | d.a.

La Romaría Vikinga de Catoira se cae también del calendario festivo de este atípico verano de 2020 marcado por la crisis sanitaria del coronavirus. El gobierno local catoirense daba a conocer ayer que le era imposible cumplir con las exigencias en cuanto a medidas de seguridad sanitaria en esta fiesta de Interés Turístico Internacional y que reúne el primer fin de semana de agosto a miles de personas llegadas de diferentes partes del mundo.

Da la casualidad que este año es la sesenta edición de este emblemático evento, de ahí que el Concello esté trabajando para poder conmemorar la efeméride de otra forma. De lo que se habla es de desarrollar “pequenos eventos con aforos moi reducidos”. Eso sí, nada que ver con la multitud que se reúne año tras año en el entorno de las Torres do Oeste.

Desde el ejecutivo socialista reconocen que “a organización e programación dun evento desta natureza, no que participan milleiros de persoas, debe realizarse coa antelación suficiente para que se leve a cabo cunhas mínimas e esixibles medidas de seguridade e prevención necesarias para facer fronte á crise sanitaria ocasionada pola Covid-19, polo que o lóxico e sensato é suspender este ano a celebración da citada Romaría Vikinga, decisión que o goberno municipal adopta por responsabilidade”.

Y es que, de hecho, desde el Concello vikingo reconocen que carecen de los recursos económicos, materiales y personales necesarios para hacer cumplir las normas que se derivan de un protocolo de actuación necesario en actividades con gran afluencia de público.

El gobierno local comunicaba ayer la decisión de suspender la edición de este año de la Vikinga al resto de los partidos de la Corporación.

Cascada de cancelaciones
Lo cierto es que la pandemia del coronavirus se ha llevado por delante numerosas celebraciones que configuraban cada año el calendario estival en la comarca de Ulla-Umia y también en la de O Salnés. De hecho eventos anteriores como la Batalla de Casaldeirigo, en Valga, se cancelaron y otras como la Festa do Albariño de Cambados -también declarada de Interés Turístico Internacional- ha suspendido las casetas, las verbenas y los conciertos multitudinarios. En Moraña mantienen la Festa do Carneiro ao Espeto, pero sin la comida multitudinaria en la Carballeira de Santa Lucía que tanto caracterizaba al evento.

Comentarios